En un comunicado conjunto, las tres partes anunciaron que los ministros se reunirán en España el 18 de septiembre para discutir el acuerdo, que llega más de un año después de comenzar las conversaciones sobre temas prácticos relativos a la vida en Gibraltar.

El comunicado no dio detalles sobre los acuerdos, pero además del uso conjunto del aeropuerto, se reflejan los controles fronterizos.

Las conversaciones comenzaron después de que el Gobierno socialista se negara a hablar directamente con la administración de la colonia.

España espera que abordando las preocupaciones del día a día de los gibraltareños podrá comenzar finalmente a hablar de cómo afrontar la soberanía de la colonia, en manos británicas desde hace tres siglos.

'Para España es muy importante este acuerdo porque es una apuesta de este Gobierno el facilitar la situación de los ciudadanos de Gibraltar, a través de los acuerdos que se alcancen en los cuatro temas', dijo una fuente diplomática española.

En 2002, casi un 99 por ciento de los 18.000 gibraltareños votaron en contra de que Reino Unido comparta la soberanía con España.

En la reunión de septiembre, Peter Caruana será el primer ministro Principal de Gibraltar que represente independientemente a la colonia en negociaciones de tan alto nivel, a las que también asistirá el ministro de Exteriores español, Miguel Angel Moratinos.

Gibraltar también quería que España reconociera su código telefónico internacional, lo que abarataría las llamadas telefónicas, y Madrid perseguía que Reino Unido pague las pensiones de los trabajadores españoles expulsados del Peñón cuando España cerró su frontera en 1969.