La Asamblea General de CAI aprueba el presupuesto de la Obra Social con más de 10 millones de euros

La fusión con Ibercaja es "una excelente opción" porque crea una entidad sólida en "solvencia, liquidez y rentabilidad", dice Pemán
Asamblea General Ordinaria De Caja Inmaculada (CAI) En Zaragoza
Asamblea General Ordinaria De Caja Inmaculada (CAI) En Zaragoza
EUROPA PRESS

La Asamblea General de Caja Inmaculada (CAI), en sesión ordinaria celebrada este martes, ha aprobado el presupuesto de la Obra Social y Cultural para 2012, que supera los 10 millones de euros y dará prioridad a los programas y actividades de asistencia social.

El objetivo es seguir apoyando en este ejercicio a las personas y grupos sociales más castigados por la crisis para evitar situaciones de desigualdad, marginación e injusticia, según ha explicado el presidente de CAI, Juan María Pemán.

"Los mayores esfuerzos continuarán centrándose en los programas de lucha contra la pobreza, de apoyo a la inserción laboral y de atención a las necesidades básicas de la población que más ayuda requiere y que no siempre la tiene al alcance de la mano", ha remarcado. También se dedicarán recursos a otras áreas de interés social como formación, investigación, cultura o deporte.

En esta sesión, el presidente de CAI y vicepresidente primero del Banco Grupo Caja3, Juan María Pemán, y el consejero delegado del grupo, Luis Miguel Carrasco, han expuesto los datos de la actividad financiera durante el año pasado. Ambos han explicado que los resultados fueron satisfactorios a pesar del entorno económico y financiero "tan adverso".

Asimismo, se han referido al proyecto de fusión con Ibercaja Banco. Pemán ha manifestado que "constituye una excelente opción para las cajas integrantes de Caja3 e Ibercaja, en la medida en que crea una entidad financiera de particular solidez en cuanto a sus condiciones de solvencia, liquidez y rentabilidad, con un posicionamiento envidiable en el conjunto del sistema financiero español".

Por otro lado, "nos permite mantener la continuidad de las cajas y, en particular, la continuidad de las marcas correspondientes, de gran valor en los territorios respectivos, creando también un horizonte de sostenibilidad para las Obras Sociales de las cuatro cajas".

Obra social y cultural en 2012

En 2012, la Obra Social de CAI gestionará un presupuesto total de 10.139.000 euros, correspondiente en parte a la dotación anual procedente del beneficio obtenido en 2011 por el Banco Grupo Caja3. Este importe es muy similar al del ejercicio 2011, que fue de 10,9 millones, lo que indica la vocación social y el esfuerzo que CAI está realizando en la actual situación de crisis que afecta a Europa y, en concreto, a algunos países de la eurozona como España.

Por áreas, el presupuesto ordinario se distribuye en Asistencia social, a la que se dedicará el 42% del mismo; Cultura (25%); Enseñanza (15%); Deporte y tiempo libre (6%), Investigación e innovación (5%); Patrimonio histórico-artístico (5%); y Medioambiente (1%). Las actividades en colaboración con otras entidades y organizaciones sociales siguen siendo prioritarias en el conjunto de la Obra Social y Cultural (75%) y el 25% restante corresponde a actividades propias.

Entre los proyectos para este año destacan la nueva edición del Programa 'E!cai', en colaboración con las Cámaras de Comercio de Zaragoza, Huesca y Teruel para premiar los nuevos proyectos empresariales y ayudar a paliar los efectos del paro; la renovación del programa de CAI, Acción Social Católica y Cáritas Zaragoza para ayudar a que familias en situación de pobreza cubran sus necesidades básicas; y la ampliación y rehabilitación integral de la Residencia Psicogeriátrica 'Torremedina' CAI Voluntariado en Geriatría.

Esta residencia ofrece cuidado integral en régimen de internado a personas mayores dependientes que padecen demencia. Está ubicada en los locales de la antigua escuela 'Torremedina' en el barrio de Garrapinillos de Zaragoza y atiende a 20 personas. BALANCE 2011

Caja Inmaculada dedicó 10,9 millones de euros a Obra Social en 2011. La mayor aportación (33%) la destinó a obras asistenciales: personas mayores, personas con discapacidad física e intelectual, personas afectadas por enfermedades (cáncer, párkinson, alzhéimer, daños cerebrales), personas y familias sin recursos económicos y en riesgo de exclusión y tercer mundo. En total, CAI ayudó a 601 entidades sociales a realizar su trabajo.

Entre las principales actuaciones en 2011, CAI destaca en asistencia social el Programa 'Ayudas a familias en situación de pobreza y riesgo de exclusión', impulsado por CAI, Acción Social Católica y Cáritas Diocesana de Zaragoza.

Los beneficiarios de este programa son familias y personas sin recursos económicos que no pueden acceder a otro tipo de ayudas y tienen dificultades para satisfacer necesidades básicas, como la vivienda o alimentación. En 2011, atendió a 300 familias.

También la actividad de la Residencia y Centro de Formación Ocupacional de la Granja Escuela CAI 'Torrevirreina', que acoge a personas sin recursos económicos y con dificultades para acceder al mercado de trabajo. La residencia dio alojamiento a 19 personas y el centro de formación impartió 5.790 horas de formación a 200 personas. La Fundación Federico Ozanam es la responsable de su gestión.

En Cultura, la entidad resalta el trabajo de su Servicio Cultural, con más de 77.000 personas que se beneficiaron de su amplia programación, que incluyó cursos de formación, exposiciones e importantes ciclos de conferencias, música, teatro y cine. Además de las capitales de provincia, 31 municipios acogieron actividades.

Asimismo, la colaboraciones con ayuntamientos aragoneses para desarrollar programas dirigidos a toda la población en función de sus necesidades y preferencias.

Educación e investigación

En Educación e Investigación, CAI recuerda el Programa CAI Europa de Investigación, creado junto al Gobierno de Aragón y que se ha convertido en un referente en el desarrollo de la investigación en España. Desde que comenzó su actividad en 1987, la Obra Social ha concedido 1.781 becas a investigadores aragoneses por importe de 3 millones de euros. Los beneficiarios son principalmente profesores e investigadores de la Universidad de Zaragoza.

La Escuela de Negocios CAI mantuvo una gran actividad durante el curso y 4.284 profesionales se beneficiaron de esta labor formativa: 2.793 en Zaragoza, 1.168 en Huesca y 323 en Teruel. Cuenta con la colaboración de las "más prestigiosas" universidades, escuelas de negocios y consultoras de España.

Respecto a las iniciativas vinculadas al Tercer Mundo, CAI impulsa una escuela de primaria en Camerún. La entidad colaboró con la Fundación Itaka de Escuelas Pías Aragón en la construcción de una escuela de primaria en el poblado de Mboum, situado en el distrito de Bamendjou de Camerún. El centro atenderá a 300 niños.

En Deporte, el programa 'Entra en acción' desde 1992 facilita a todos los ciudadanos, especialmente a escolares, personas mayores y discapacitados, la práctica de deporte en distintas modalidades. El ejercicio pasado participaron 21.000 personas y se realiza en colaboración con el Ayuntamiento de Zaragoza.

Además, la entidad ofrece actividades vinculadas al medioambiente, como el programa CAI Montaña y Medioambiente, para centros escolares de Aragón que disfrutan de este programa pedagógico de sensibilización ambiental y de promoción de la práctica responsable de los deportes de montaña. Se dirige a niños de entre 8 y 12 años. Durante el curso pasado participaron 47 centros escolares y 2.354 alumnos.

Por último, en patrimonio histórico-artístico, CAI ha participado en la restauración del Real Seminario de San Carlos Borromeo de Zaragoza y junto al Ejecutivo aragonés y el Arzobispado continuaron los trabajos de restauración de este edificio barroco declarado Bien de Interés Cultural. Se han realizado actuaciones de emergencia en la zona de la torre, cubiertas y fachadas. Posteriormente, los trabajos se centrarán en consolidar la cimentación del edificio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento