Más de 55 personas han muerto este jueves y 372 resultaron heridas por dos coches-bomba en la zona de Qazaz,en la periferia de Damasco, según un comunicado del Ministerio sirio del Interior, citado por la televisión oficial. Las autoridades han recopilado, además, quince bolsas con restos humanos no identificados, por lo que el número de víctimas podría aumentar.

Las explosiones causaron también dos agujeros grandes en el asfalto y daños en propiedades públicas y privadasEl atentado tuvo lugar cerca de varias sedes de los servicios de Inteligencia y los dos vehículos, que llevaban más de 1.000 kilos de material explosivo, iban conducidos por terroristas suicidas. El primer estallido se produjo a las 07.53 hora local (06.53 hora hora española), mientras que el segundo se registró un minuto después.

El Gobierno acusó en su nota a "grupos terroristas armados", apoyados por partes extranjeras, de la autoría del doble atentado y aseguró que va a perseguir a los asesinos y a quienes los acojan, por lo que pidió la cooperación ciudadana para capturarlos. El comunicado oficial agrega que las explosiones causaron también dos agujeros grandes en el asfalto y daños en propiedades públicas y privadas.

Un gran número de efectivos de seguridad se ha desplegado en el área y ha cerrado los accesos. La agencia de noticias oficial Sana destacó que los observadores de la ONU han inspeccionado el lugar donde se han producido "los dos atentados terroristas".

Sana agregó que es una zona muy poblada de la capital y que las explosiones coincidieron con el momento en que numerosos empleados y estudiantes se dirigían a sus puestos de trabajo y escuelas.

Allí, el jefe de la misión, el general noruego Robert Mood, afirmó en declaraciones a los periodistas que "este acto terrorista" no supone una solución a los problemas de Siria. Los observadores se encuentran en Siria para verificar el cumplimiento del plan de paz de la ONU que estipula, entre otros, un alto el fuego, en vigor desde el 12 de abril.

La UE condena el doble atentado

La Unión Europea (UE) ha expresado su "firme condena" al doble atentado e insta a todas las partes a acatar cuanto antes el plan de paz del enviado especial de la ONU y la Liga Árabe, Kofi Annan.

El portavoz comunitario de Exteriores, Michael Mann, ha condenado en una rueda de prensa los ataques, a su juicio ideados para causar el máximo posible de víctimas, y los calificó de "acto de puro terrorismo". También mostró su rechazo a la explosión de este miércoles de un coche bomba en la ciudad siria de Deraa, al paso de la misión de observadores enviados por la ONU para supervisar la situación en el país.

La responsabilidad para asegurar el éxito de esa misión recae en las autoridades sirias"El aumento de ataques, los atentados con bombas y las continuadas violaciones del alto el fuego hacen que la misión del enviado especial, Kofi Annan, sea más difícil, pero también más importante", subrayó.

El portavoz señaló que el plan de seis puntos planteado por Annan para detener la violencia y abrir el camino a una solución pacífica, tras meses de represión por parte del régimen de Bachar al Asad, "no tiene un final abierto". Recordó que el propio Annan afirmó este miércoles, ante el Consejo de Seguridad de la ONU, que siente que "su misión es la última oportunidad para lograr una solución pacífica en Siria".

Mann apuntó que el enviado especial insistió, además, en que "la responsabilidad para asegurar el éxito de esa misión recae en las autoridades sirias". "Urgimos a todo el mundo a respaldar completamente el plan de Annan y asegurarse de que sea implementado en su totalidad y lo antes posible", declaró Mann.