El Parlamento vasco ha rechazado una iniciativa de PNV y UPyD en la que se solicitaban la derogación del decreto que amplía los horarios de bares y locales de hostelería y ha aprobado una propuesta socialista con la que se insta a las Administraciones competentes a desarrollar todas las medidas para la "aplicación estricta" del decreto.

La norma aprobada por el Gobierno vasco el pasado mes de marzo amplía media hora los horarios de los locales de hostelería los días de labor y una hora los viernes, sábados y vísperas de fiesta. Además, los ayuntamientos podrán en su calendario anual ampliar los horarios en un máximo de dos horas en fiestas patronales, en los periodos ya determinados de Carnaval (de jueves a martes), Navidades (del 15 de diciembre al 6 de enero) y Semana Santa (de jueves a lunes), así como en otras fiestas o eventos de interés turístico, con un límite de 15 días por año.

La iniciativa que ha salido adelante ha sido presentada por el PSE a una proposición no de ley de UPyD, posteriormente transada con el PNV, en la que se solicitaban la derogación del citado decreto para "garantizar el derecho al descanso de los vecinos residentes en zonas especialmente problemáticas".

El primer punto de la enmienda a la totalidad socialista ha conseguido el respaldo de PSE, PP e IU, la abstención de Aralar y EA, y el rechazo de PNV y UPyD, ya que se insta a las Administraciones competentes a desarrollar todas las medidas para la "aplicación estricta" del decreto. Sin embargo, el segundo punto ha conseguido el respaldo de todos los grupos que instan a Gobierno vasco y ayuntamientos a "colaborar y promover, en el marco de sus competencias, medidas que garanticen el cumplimiento de los horarios establecidos" en el País vasco.

El parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, ha defendido que "hay vecinos que piensan que su situación va a empeorar con la aplicación del decreto" y ha apostado por que "antes de proponer ampliaciones de horarios, los poderes políticos deben garantizar las normativas vigentes, en este caso el derecho de descanso de los vecinos".

"Los poderes públicos no han podido o querido solucionar a día de hoy el objetivo irrenunciable de garantizar el derecho al descanso de los vecinos residentes en zonas especialmente problemáticas, como los cascos viejos o zonas de concentración de pubs, bares o salas de fiesta", ha insistido.

Por ello, Maneiro propone que se derogue la nueva normativa que amplía "de forma considerable" los horarios de cierre "mientras no se pueda garantizar el cumplimiento estricto de las normas actualmente en vigor y que los ayuntamientos se comprometan a vigilar dicho cumplimiento".

La parlamentaria del PNV Ane Urkiola ha defendido que cualquier cambio debe estar precedido de una consulta con los agentes implicados y ha acusado al Gobierno vasco de "satisfacer las demandas de asociaciones de hosteleros y de Eudel, mientras que los ciudadanos afectados no han tenido una participación activa en el decreto". "El Gobierno no ha actuado con prudencia, no ha realizado un estudio previo de estos cambios", ha indicado.

Participación ciudadana

Por ello, ha explicado que la iniciativa acordada con UPyD solicitan que se derogue y revise el decreto y se impulse "la participación de los ciudadanos que ven vulnerado su derecho".

La parlamentaria del PSE Joana Madrigal, por su parte, ha defendido que el decreto ha tenido una tramitación "impecable" por parte del Gobierno vasco y ha recordado que la norma cuenta con el respaldo de Eudel que representa a las administraciones que están más implicadas en este asunto y que son quienes "deben hacer cumplir estrictamente los horarios, no permitir que se perturbe el descanso del so vecinos o actuaciones incívicas y sancionar con contundencia a quienes incumplan la legislación".

El parlamentario del PP Borja Semper ha resaltado que se trata de un debate que "no tiene blanco y negro, no existen formulas mágicas ni respuestas contundentes" sino que "es complejo" y ha defendido que "las leyes deben responder a una realidad que son los usos y costumbres de una sociedad". "Las normas deben ser capaces de evolucionar con la sociedad y transformarse de manera ágil, sensata y eficaz", ha indicado antes de apostar por "adecuar la normativa a la realidad actual". "Merece una oportunidad el decreto del Gobierno vasco", ha señalado.

El parlamentario de Aralar, Mikel Basabe ha considerado "difícil de conjugar la ampliación de horarios de hostelería con el derecho a descanso de los vecinos" y ha recordado que "en los últimos años el recorrido ha sido que a los bares les hemos obligado a insonorizar sus establecimientos y los clientes han salido a fumar en la calle". Sin embargo, ha anunciado su abstención por el espacio que se le da al Gobierno en este sentido con el decreto al considerar que es "demasiado grande" porque "puede actuar casi de manera libre".

El parlamentario de EA Juanjo Agirrezabala se ha mostrado a favor de que el decreto facilita y permite que ayuntamientos tengan autonomía de decisión y ha apostado por que se les reconozca a los consistorios la capacidad de decisión.

Consulta aquí más noticias de Álava.