La Policía Foral detuvo el pasado 27 de abril al vecino de Esteribar M.M.O.O., de 35 años, por un delito contra la salud pública al descubrir en un invernadero de su propiedad 437 plantas de marihuana.

Durante la operación los agentes también se incautaron, además de las plantas, de diferentes útiles relacionados con el cultivo y el tráfico de esta sustancia, según ha informado el Gobierno en un comunicado.

La comisaría de Elizondo de la Policía Foral había detectado en la zona cercana a Esteribar un aumento en las incautaciones de marihuana, hecho que les llevó a sospechar de la existencia de alguna plantación de gran tamaño en el entorno. Teniendo en cuenta la época del año, centraron su investigación en invernaderos de la zona.

Fruto de esta labor acudieron a una zona apartada de una localidad del valle en la que había un fuerte olor a marihuana. Allí localizaron el invernadero, que estaba oculto dentro de otro mayor, con las 437 plantas y con un sistema de riego muy completo para una instalación de este tipo.

Una vez localizaron al dueño de la plantación, los agentes también registraron su domicilio. Allí encontraron varias bolsas con restos herbáceos y con semillas de marihuana, una báscula de precisión y una picadora que se emplea con este tipo de sustancias. Asimismo, hallaron evidencias de que en el domicilio también se había cultivado marihuana.

Consulta aquí más noticias de Navarra.