Pablo Crespo
Pablo Crespo, considerado uno de los cabecillas de la trama corrupta del 'caso Gürtel'. Kai Försterling / EFE

El encargado de la sonorización de los actos de la visita del papa a Valencia en 2006 ha afirmado este martes en la Audiencia Nacional que el considerado "número dos" de la trama Gürtel, Pablo Crespo, le propuso este trabajo tres meses antes de que Radiotelevisión Valenciana (RTVV) adjudicara los contratos.

Fuentes personadas en la causa han explicado que el técnico, Miguel Torroja Fungairiño, que ha comparecido este martes en calidad de testigo, ha afirmado al magistrado Pablo Ruz que Crespo contactó con él en febrero de 2006 para proponerle que se hiciera cargo de la coordinación del montaje de sonido del V Encuentro Mundial de las Familias, celebrado entre el 7 y el 9 de julio de ese año.

Las bases del concurso exigían a los candidatos un aval de un millón de eurosSin embargo, la convocatoria del concurso para la adjudicación del contrato por el suministro e instalación de la sonorización, de la que resultó beneficiaria la constructora Teconsa por 7,5 millones de euros, no se publicó hasta el mes de abril y no se resolvió hasta el 6 de mayo de ese año, han añadido las mismas fuentes. Veinte días antes de esa fecha, según la versión del testigo, Crespo le confirmó la adjudicación a Teconsa.

Torroja también ha señalado que Crespo le reconoció que la empresa Special Events, vinculada a la trama, colocó a Teconsa como intermediaria dada su capacidad de negocio, ya que las bases del concurso exigían a los candidatos un aval de un millón de euros, para garantizar así que se le concediera a la primera.

De esta forma, Teconsa hizo un contrato de prestación se servicios a Torroja, si bien, según ha relatado a Ruz, en ningún momento se relacionó con nadie de la constructora, pues todas las consultas se las realizaba al presunto "número dos" de la trama Gürtel.