El hijo de Múgica quiere que Txapote "se pudra en la cárcel"

Las causas:
  • Oyó el disparo que mato a su padre y se topó con sus asesinos.
  • En ese momento Txapote, que se enfrenta a 72 años de cárcel, la apuntó con una pistola.
  • La viuda de Múgica pide la unidad de PP y PSOE para combatir el terrorismo.
'Txapote', durante el juicio por el asesinato de Fernando Múgica. (Efe)
'Txapote', durante el juicio por el asesinato de Fernando Múgica. (Efe)
Efe

El hijo del dirigente socialista Fernando Múgica asesinado por ETA, José María Múgica Eras, reconoció hoy "sin lugar a dudas" a Francisco Javier García Gaztelu 'Txapote' con quien se chocó poco después de que éste asesinara a su padre Enrique Múgica y señaló: "ojalá se muera en la cárcel".

En su declaración durante el tercer juicio que se celebra en la Audiencia Nacional a 'Txapote' desde su entrega temporal por Francia el pasado diciembre, Múgica Eras aseguró que pasarán mil años y siempre recordará sus rostros, "porque el recuerdo es inequívoco e imborrable".

La viuda e hijos del dirigente socialista Fernando Múgica, asesinado por ETA, hicieron además un llamamiento a la recuperación de la unidad entre el PSOE y el PP para combatir el terrorismo al creer que "la división entre los partidos democráticos es profundamente suicida" y "con la división no se puede ganar".

72 años de cárcel

El ex dirigente etarra Francisco Javier García Gaztelu, 'Txapote', se enfrenta a una petición del fiscal de 72 años de cárcel por su presunta participación en el asesinato del dirigente socialista Fernando Múgica, en febrero de 1996 en San Sebastián.

'Txapote' ha sido ya juzgado junto a 'Amaia' por el secuestro y asesinato del concejal del PP en Ermua (Vizcaya) Miguel Angel Blanco, lo que les ha supuesto una condena de 50 años de cárcel , y por el asesinato a tiros del edil del PP en Rentería (Guipúzcoa) José Luis Caso, aunque en este caso ambos resultaron absueltos.

Ha vuelto a hacerlo

Txapote ha vuelto a repetir la actitud desafiante y de indiferencia que mostraron él y su nivia en los dos juicios anteriores, que llevaron a la Fiscalía a pedir la máxima pena para él y su novia, al entender que no se arrepentían, y quien se ha negado a declarar con el argumento de que el tribunal no tiene legitimidad para juzgar "a los que luchan por Euskalherria"

Esta vez, el fiscal jefe de la Audiencia Nacional Javier Zaragoza, encargado de dirigir la acusación contra 'Txapote', además de la pena de prisión, ha pedido que sea condenado al pago de una indemnización de 300.000 euros para los herederos de Múgica y a una multa de 1.202 euros por un delito de falsificación.

En sus conclusiones provisionales, el fiscal relata que los entonces integrantes del 'comando Donosti', 'Txapote' y el ya condenado por estos hechos Valentín Lasarte, se entrevistaron en Francia con el entonces dirigente etarra Juan Luis Aguirre Lete, 'Insuntza', también condenado por este atentado, y allí les presentó a Gallastegi como nueva componente del 'comando'.

Tras comunicarles los objetivos fijados por el ex responsable del aparato militar de ETA José Javier Arizcuren Ruiz, 'Kantauri', entre los que se encontraba el asesinato de Fernando Múgica, 'Insuntza' les entregó documentación falsa y armamento, tras lo cual, los tres cruzaron la frontera y se instalaron en dos pisos situados en las localidades guipuzcoanas de Astigarraga y Andoain.

Preparados para asesinar

Posteriormente, Gallastegi y 'Txapote' se pusieron en contacto con el ya fallecido José Luis Geresta, 'Oker', cuyo nombre les había facilitado la organización, para pedirle que les facilitara un vehículo y, tras conseguir el coche, los dos etarras comprobaron las informaciones sobre Múgica y finalmente acordaron atentar contra él el 5 de febrero de 1996.

Mientras se dirigían a San Sebastián, el coche conducido por 'Oker' chocó contra otro en la carretera, pero a pesar de ello continuaron su trayecto hasta el barrio de Amara para discutir si proseguían con sus planes.

Finalmente decidieron seguir adelante y tras llegar a la calle de Arrasate, Lasarte y 'Txapote' se bajaron del coche y se encaminaron a las inmediaciones de la calle del Buen Pastor donde, tras unos minutos de espera, se cruzaron con Múgica en la misma acera y comenzaron a seguirle a corta distancia.

Lasarte se colocó en la acera contraria para cubrir la acción, mientras que 'Txapote' se aproximó a la víctima por la espalda y le disparó en la cabeza a muy corta distancia, provocándole las graves heridas que le causaron la muerte.

Cara a cara con su hijo

Cuando huían del lugar del atentado, se toparon con el hijo de Múgica al que para intimidarle,'Txapote' le encañonó con su pistola y le amenazó para después, sin disparar, proseguir ambos con su huida hasta llegar a la calle de Arrasate, donde les esperaban sus compañeros.

Los terroristas se dirigieron hacia la localidad de Lasarte y allí les divisó una patrulla de la Ertzaintza que comenzó a perseguirles, por lo que, tras saltarse un semáforo en rojo, Geresta detuvo el turismo en el cruce de las calles del Kalbario y del Mayor.

En ese momento, Lasarte y 'Txapote' rompieron la luna trasera del coche y comenzaron a disparar contra el vehículo policial, por lo que los ertzainas dejaron de perseguirles.

A continuación, Geresta cruzó el vehículo en medio de la calzada y así consiguió que se detuviera un coche que venía en sentido contrario y, tras amenazar con sus pistolas al conductor, los etarras se apoderan del turismo y se trasladaron en él a Andoain, donde permanecieron escondidos en el piso que tenía allí el comando.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento