La demanda de desahucio interpuesta por el Arzobispado de la Diócesis de Pamplona y Tudela contra la residencia de mayores Amma Argaray ha sido desestimada por el Árbitro.

La decisión, ha informado el Grupo Amma en un comunicado, ha sido comunicada este lunes a las partes. En el laudo arbitral, según explican, se establece la falta de legitimidad del Arzobispado para plantear esta demanda.

De esta forma, el Árbitro "ha aceptado la tesis defendida por Amma desde el inicio del proceso al entender que el Arzobispado no está legitimado para demandar pues no es el actual arrendatario al haber cedido su posición como arrendador al Seminario Conciliar, lo que valora el Árbitro como una cuestión material de máxima importancia, condenando así al Arzobispado a pagar las costas del proceso".

El grupo Amma ha recordado que el Arzobispado "tenía el propósito de utilizar el ala del Seminario que ocupa actualmente la residencia como parte de su proyecto de colegio".

"Así lo manifestó a la compañía de forma verbal hace más de un año, instándola a desalojar el edificio, y ante la negativa de Amma interpuso la demanda que hoy ha sido desestimada", ha señalado el grupo, que ha valorado "muy positivamente" la decisión arbitral que supone "la continuidad de la residencia y el mantenimiento de las 160 plazas para personas mayores y los más de 100 puestos de trabajo".

La compañía ha agradecido además "el decidido apoyo que residentes, familiares y trabajadores han dado durante el proceso para evitar el cierre del centro".

Finalmente, el grupo Amma ha reiterado que "no se opone al proyecto del colegio, siempre que éste no afecte a la supervivencia de la residencia". Por ello, ha instado nuevamente al Arzobispado a que "abandone la confrontación jurídica y atienda las solicitudes de reunión formuladas hasta ahora para trabajar conjuntamente en este asunto".

Consulta aquí más noticias de Navarra.