Diez entidades financieras han recibido dinero público desde que empezó la crisis

Fachada del edificio del Banco de España, en Madrid.
Fachada del edificio del Banco de España, en Madrid.
JORGE PARÍS

Reestructuración. Esa es una de las palabras que más suenan cuando se habla del estado de las entidades financieras en España. En apenas dos años, de las 45 cajas que había se ha pasado a 17. La crisis económica fue la que puso de manifiesto el exceso de oficinas y de empleados del sector financiero español, que aumentó todavía más con las fusiones.

Para gestionar los procesos de reestructuración de entidades de crédito se creó en 2009 el FROB —Fondo de Reestructuración Bancaria—, un organismo que depende del Banco de España. Desde su creación, varias cajas y bancos han recibido de este fondo dinero público con el objetivo de sanear sus cuentas.

Este es el listado de las entidades financieras españolas que han pasado por un proceso de reestructuración y han recibido dinero del FROB:

  • Bankia:

Es fruto de la fusión de Caja Madrid, Bancaja y otras cinco cajas. El lunes se supo que el Gobierno y el Banco de España ultimaban un plan para sanear esta entidad e inyectar entre 7.000 y 10.000 millones de euros a través del FROB. Poco después su presidente, Rodrigo Rato, presentaba su dimisión alegando que era " lo más conveniente para esta entidad", y era sustituido por José Ignacio Goirigolzarri. En tres días el banco perdió 700 millones de euros, el 13% de su valor en Bolsa, y pidió ser nacionalizado.

Anoche el ministerio de Economía confirmaba, a través de un comunicado, que nacionalizará el 100% del Banco Financiero y de Ahorros (BFA), la sociedad matriz de Bankia, con lo que controlará el 45% de esta entidad, al tiempo que anuncia que el Estado aportará el capital "estrictamente necesario" para sanear el grupo.

En los últimos meses, Rato, de 63 años, ha tratado de convencer a las autoridades españolas y a los mercados de que la entidad que presidía era capaz de seguir en solitario, pese a su alta exposición inmobiliaria, que suma 37.500 millones de euros. La remuneración anual que percibió Rato en 2011 fue de 2,34 millones de euros, según la información sobre los salarios de la alta dirección difundida por Bankia tras el imperativo del Banco de España.

José Ignacio Goirigolzarri, ex consejero delegado del BBVA, tras su jubilación anticipada recibe una pensión anual próxima a los 3 millones de euros al año —como consejero cobraba unos 4,2 millones—.

  • Banco de Valencia:

Esta entidad levantina, que pertenece a Banco Financiero —BFA, matriz de Bankia—, fue intervenida el pasado mes de noviembre y recibió del Banco de España 3.000 millones de euros de dinero público —1.000 millones en capital más una línea de crédito de hasta 2.000 millones— después de constatar el Banco de España que la entidad tenía una elevada exposición al sector inmobiliario.

José Luis Olivas, expresidente de Bancaja y del Banco de Valencia y exvicepresidente de BFA, tuvo el pasado año un sueldo de 1,62 millones de euros al año y un plan de jubilación de 33.000 euros.

  • Banca Cívica.

Resultado de fusionar Caja Navarra, Canarias y Burgos, ha firmado un acuerdo de fusión con Caixabank, y actualmente está en proceso de integración. Ha recibido 977 millones de euros en acciones preferenciales del FROB.

El presidente de Banca Cívica, Antonio Pulido, y su vicepresidente, Enrique Goñi, reconocieron que cobraban cada uno 900.000 euros anuales.

  • Banco Mare Nostrum (BMN):

Es el resultado de la fusión entre Caja Granada, Caja Murcia, Caixa Penedés y Sa Nostra. El FROB le ha inyectado hasta 915 millones de euros de dinero público.

Carlos Egea, presidente de esta entidad, cobró 456.000 euros en 2011. Su plan de jubilación es de 2,6 millones de euros.

  • Caja España-Caja Duero:

Esta entidad ha recibido del FROB 525 millones en acciones preferenciales. Evaristo del Campo, su máximo responsable, no ha querido desvelar su salario—una posibilidad que contemplaba el Banco de España en su circular para los directivos que se acogiesen a la Ley de Protección de Datos—, aunque el Banco de España sí las conoce. No obstante, dieron a conocer el sueldo de toda la dirección: 3,2 millones.

Un caso particular de indemnización a un alto cargo de esta entidad es el de Francisco Fernández, exalcalde de León (PSOE) y directivo de Caja España. Fernández fue prejubilado —tras el expediente de regulación de empleo (ERE) firmado a raíz de la fusión entre Caja España y Caja Duero— con una indemnización de 520.000 euros. En aquel momento justificó esta cifra diciendo que "no tiene ninguna relación" con su condición de directivo, sino que "se ciñe escrupulosa y legalmente" al ERE de la empresa.

  • Cajasur:

Se encuentra en proceso de reestructuración ya que ha sido vendida al BBK —la entidad se llama ahora BBK Bank Cajasur—. El FROB inyectó 800 millones de euros a la caja andaluza y después ayudó con 392 millones a BBK para que pudiera hacerse con la entidad.

El presidente de BBK, Mario Fernández, percibió en 2011 un salario de 514.900 euros anuales.

  • CAM:

En julio de 2011 se convirtió en la tercera caja intervenida por el Estado. Según los datos del FROB, la CAM ha recibido 2.800 millones de capital y 3.000 millones más de liquidez de euros de ayudas de este fondo.

El escándalo de la Caja de Ahorros del Mediterráneo saltó cuando se filtró a la prensa un informe sobre sus retribuciones. En él se constaba que los siete directivos que permanecieron al frente de ella tras la intervención cobraron en total 2,372 millones de euros brutos en metálico durante 2011, incluyendo la ex directora general, María Dolores Amorós, despedida en septiembre del año pasado por falsear las cuentas de la entidad y haber pactado una pensión vitalicia de 369.497 euros por ejercicio, con una revalorización del 2% anual desde la jubilación.

El expresidente del Consejo de Administración, Modesto Crespo, llegó a cobrar 300.000 euros solo por ser consejero de una participada de CAM, que el exdirectivo ha justificado en que eran dietas fijadas por sus antecesores.

En la subasta de la entidad, el Banco Sabadell quedó como único postor y absorbió la CAM en diciembre de 2011 con unas ayudas iniciales de 5.259 millones de euros, además de una protección por las pérdidas no cubiertas que puede ascender a 1.200 millones de euros.

  • Catalunya Caixa:

Entidad nacionalizada que salió del resultado de fusionar Caixa Catalunya, Tarragona y Manresa. Ha recibido del FROB 2.968 millones de euros de dinero público en total y pagó más de 5 millones a sus altos cargos. Actualmente se encuentra en proceso de subasta.

En concreto, Adolf Todó, su presidente ejecutivo, cobró en 2011 1,5 millones de euros y su seguro de jubilación está valorado en 3,46 millones de euros. Su director general, Jaume Masana, cobró 860.000 euros el año pasado.

  • Novagalicia Banco:

La inyección de dinero público recibida en total por el FROB es de 3.627 millones de euros. Su presidente, Jose María Castellano, y su consejero delegado, César González-Bueno, reconocieron un salario de 890.000 euros anuales y un blindaje de 842.000 en 2011.

El caso de Novagalicia —antes, Novacaixagalicia— no ha pasado desapercibido. La Fiscalía Anticorrupción está investigando el pago de indemnizaciones superiores a 20 millones de euros a antiguos directivos.

  • UNNIM:

Resultado de la fusión de Caixa Sabadell, Terrassa y Manlleu. Esta entidad está en proceso de reestructuración, ya que ha sido vendida al BBVA. Hasta ahora, la ayuda pública recibida del FROB asciende a 953 millones de euros. El presidente de Unim Caixa, Jaime Ribera, recibe un salario de 61.000 euros anuales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento