La Xunta ha asegurado que "ahorra cada año un total de 1,6 millones de euros" en alquileres al rebajar su coste global en más de un 20 por ciento en lo que va de legislatura en relación con la anterior y ha señalado que "disminuyó" la partida anual de 7,6 a 6 millones de euros.

Así lo ha manifestado en un comunicado, en el que rebate las afirmaciones en las que el PSdeG acusó a la Xunta de gastar "más de 15 millones" al año en alquileres y pidió "cerrar embajadas" y "reubicar" oficinas.

Frente a estas acusaciones, el Gobierno gallego ha destacado que "consiguió" el ahorro de 1,6 millones al año "gracias a su política de reestructuración de las dependencias de la Administración gallega. Para ello, ha detallado que "eliminó alquileres y aprovechó los inmuebles propios y, cuando esto no fue posible, negoció la bajada del coste de los mismos".

En este sentido, ha apuntado que las actuaciones llevadas a cabo por la Xunta "tienen como finalidad la aplicación del principio de austeridad del gasto público" y ha avanzado que "proseguirán en esta línea de racionalización al limitar al máximo los nuevos contratos".

Alquileres "contratados por el bipartito"

Por otra parte, el Ejecutivo autonómico ha asegurado que existen alquileres que "fueron contratados por el anterior Gobierno bipartito" que "no fue posible rescindir aún porque tienen una vigencia determinada".

Así, ha indicado que este es el caso de la oficina comercial en Miami, con un contrato de alquiler de 4.725 euros al mes realizado en la anterior legislatura y en vigor hasta finales de 2013. La resolución de este contrato antes de su vencimiento y la firma de uno nuevo supondría un gasto mayor.

Además, ha recordado que las oficinas que la Xunta tenía en Polonia y en Japón se cerraron a comienzos de 2011, por lo que, como ha asegurado, "no es está pagando nada en alquileres en estos países".

En esta línea, el Gobierno gallego ha criticado que otro caso asignado por el bipartito es el alquiler de la sede del Instituto Galego de Consumo (IGC) que supone un coste de 14.000 euros al mes durante 15 años y cuya liberalización sería muy costosa para la Administración.

En cuanto a las dependencias de Galicia Calidad, el coste del local en el que se localizaba durante la etapa del bipartito era de 3.500 euros al mes; por lo que el actual Gobierno, ha asegurado que, a finales de 2010, buscó otro local, por el que paga un 40 por cieno menos, 2.100 euros.

Por último, respecto a las dependencias de Portos de Galicia, ha asegurado que, no sólo se está pagando un 23 por ciento menos que en la legislatura anterior, sino que esta disminución de costes es compatible con aumentar un 66 por ciento la superficie de las instalaciones al servicio de este organismo.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.