El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha acordado este jueves en un pleno de carácter extraordinario las bases de nuevo mapa de demarcaciones judiciales que propone una reducción de las unidades judiciales en el país, lo que en Castilla y León supondría agrupar los 41 partidos judiciales actuales en 16.

Con esta reordenación, León sería la provincia más afectada de la región al agrupar los siete partidos judiciales actuales (Astorga, Cistierna, La Bañeza, León, Ponferrada, Sahagún y Villablino) en dos. De modo que, Ponferrada y Villablino se agruparían en uno con un total de nueve juzgados y atenderían a una población global de 148.789 personas, mientras que León, Astorga, Cistierna, La Bañeza y Sahagún, se agruparían en otro y sumarían 20 juzgados para atender a cerca de 350.500 personas.

En Burgos, los siete partidos judiciales que en la actualidad tiene la provincia se agruparían en tres. Así, Burgos, Lerma y Salas de los Infantes sumarían 13 juzgados y pasarían a atender a una población total de 237.874 personas; mientras que Miranda de Ebro, Briviesca y Villarcayo de Merindad de Castilla La Vieja, con cinco juzgados atenderían a casi 85.300 personas. El partido judicial de Aranda de Duero se mantiene con dos juzgados y una población total de 51.657 personas.

En Salamanca, los cinco partidos judiciales actuales se agruparían en dos. El de Ciudad Rodrigo se mantiene con dos juzgados para atender a una población global de 29.834 personas; mientras que el de Salamanca absorbería los de Béjar, Peñaranda de Bracamonte y Vitigudino, que sumarían 16 juzgados y una población de 323.785 personas.

En la provincia de Zamora se pasaría de cinco a dos partidos judiciales. El de Puebla de Sanabria se mantiene, con un juzgado para 9.602 personas, mientras que en la unidad de Zamora se agruparían los partidos judiciales de Toro, Benavente y Villalpando hasta sumar 10 juzgados que atenderían a una población total de 184.612 personas.

Ávila pasaría de cuatro a dos unidades judiciales. Se mantiene la unidad de Arenas de San Pedro con dos juzgados y una población de casi 35.000 personas, mientras que la unidad de Ávila absorbe a Arévalo y Piedrahíta, hasta sumar seis juzgados para 136.926 personas.

Los partidos judiciales en Palencia pasarían de tres a dos. Se mantiene el de Cervera de Pisuerga con dos juzgados para 26.642 personas y se agruparían el de Palencia y Carrión de los Condes con ocho juzgados y 145.868 personas.

En Segovia, Valladolid y Soria, los partidos judiciales quedarían reducidos a uno en cada provincia. En concreto, al partido judicial de Segovia se sumarían el de Cuellar, Santa María La Real de Nieva y Sepúlveda que alcanzarían los 9 juzgados para atender a un total de 164.268 personas; Valladolid, Medina de Rioseco y Medina del Campo, sumarían 24 juzgados para atender a un población total de 533.640 personas; mientras que Soria, Almazán y Burgo de Osma-Ciudad de Osma sumarían seis juzgados para 95.258 personas.

CRITERIOS

En total, el CGPJ propone la reducción hasta los 190 partidos judiciales de las actuales 431 unidades judiciales en el país.

El documento, salvo algunas aportaciones de última hora agregadas por un grupo de vocales, corresponde al aprobado por el Pleno del órgano de gobierno de los jueces el pasado 19 de abril. Tras las aportaciones que puedan hacer los distintos órganos de gobierno del poder judicial, el documento será remitido al Ministerio de Justicia, que es el competente para producir a la reorganización del mapa judicial español.

La reordenación de los partidos judiciales debe atender a las circunstancias geográficas, políticas y económicas de cada territorio, que ha señalado que las circunscripciones resultantes deberían tener una población superior a 100.000 habitantes para que el desplazamiento desde los núcleos de población hasta la cabecera no exceda de una hora.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.