El portavoz municipal del PSOE en Bóveda (Lugo) y los tres miembros de la ejecutiva local han anunciado este jueves que dejan sus cargos por "falta de entendimiento" con los responsables provinciales del partido. Además, dos de ellos se darán de baja también de militancia.

El portavoz municipal y edil en el Ayuntamiento de Bóveda, Pablo Arrais, ha confirmado a Europa Press que ha decidido dejar su puesto y darse de baja de militancia por el "desacuerdo en varios puntos con la ejecutiva provincial" y ha indicado que abandonará también el acta de concejal, al considerar que "en cierto modo pertenece al partido" y no encontrar "motivos" para retener el cargo.

La decisión, ha señalado Arrais, ha sido trasladada este mismo jueves por el secretario xeral del PSOE en Bóveda, Gonzalo Fernández Carreira, quien ha remitido un correo electrónico a los responsables provinciales informando de su propia dimisión, de la de Arrais; de la de la secretaria de Organización, Paz Fernández Campos; y la del secretario de Política Municipal, Guillermo González.

De hecho, el secretario de Organización del PSOE provincial de Lugo, Luis Rodríguez Edrosa, ha explicado que ha recibido el correo, por lo que considera que aún debe formalizarse la decisión y "de ser así, no hay problema" y se procederá, de acuerdo con las normas del partido, a nombrar una gestora. En este sentido, Arrais ha señalado que se remitirá un documento escrito y firmado a la ejecutiva provincial para ratificar la dimisión.

Rodríguez Edrosa ha indicado que la de Bóveda no era una agrupación "excesivamente asentada" y que tenía "discrepancias internas". Así, ha atribuido a estos desencuentros y a los procesos congresuales iniciados en diferentes niveles del partido, que "siempre crean tensiones", la decisión del portavoz y la ejecutiva local de abandonar sus cargos.

De acuerdo con los estatutos del PSdeG ahora deberá nombrarse una comisión gestora que dirija el partido en Bóveda hasta la elección de una nueva ejecutiva, que será en verano.

Corre la lista

Respecto al puesto de concejal que queda vacante con la marcha de Arrais, el secretario de Organización en Lugo ha indicado que "correrá la lista" para ocupar el asiento en el Ayuntamiento, en el que el PSOE tiene dos ediles —la otra, Carmen Macía, se mantiene en su cargo—.

Rodríguez Edrosa ha restado "trascendencia" a la decisión de estos cuatro militantes y ha pedido "no magnificarla" y proceder "dentro de la normalidad".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.