Los sevillanos Pony Bravo presentan este viernes 4 de mayo en el Teatro Central de Sevilla su segundo disco titulado 'Un gramo de fe' (El Rancho, 2010), un trabajo "algo más rockero" que su primer LP 'Si bajo de espalda no me da miedo'. El disco, que presentarán en el espacio escénico de la Cartuja "con alguna que otra sorpresa", cuenta con la colaboración de ZA¡ y Fran Torres y ha sido grabado, mezclado y producido por Raúl Pérez en su estudio La Mina.

Como explica a Europa Press Javier Rivera, batería de la banda, este segundo disco "surgió más rockero porque las canciones se hicieron durante el proceso de gira del primero, y al estar más tiempo tocando, surgieron con más energía al directo". Además, "teníamos claro que queríamos meter totalmente el castellano y en lo posible hacer letras con más de sustancia y reivindicaciones". "Tiene las mismas influencias que el anterior, pero matices diferentes", añade.

Las influencias de Pony Bravo —formado además por Daniel Alonso, Darío del Moral, y Pablo Peña— giran en torno al rock andaluz de los 70, con grupos de referencia como Triana o Veneno; grupos nacionales como Radio Futura y Derribos Arias; sin olvidar a grandes maestros del rock andaluz como Silvio, u otras músicas como discos de Lee Perry, King Tubby, Burning Spear, Can, Talking Heads, Devo, Captain Beefheart, Pere Ubu o el gran Fela Kuti.

Así, 'Un gramo de fe' tiene temas que van desde el post-punk al krautrock con guiños incluso al género del son cubano, melodías setenteras de funk, junto al celebrado homenaje a Manolo Caracol y su 'Niña de fuego'. Además, toca temas políticos desde posturas irónicas en sus canciones 'Super-broker' o 'China da miedo'.

Sobre las colaboraciones de ZA¡ y Fran Torres, Rivera ha dicho que "siempre quieren contar con gente cercana que está haciendo cosas interesantes", porque todo el entorno "te influye a la hora de hacer música, y hay que contar con ese entorno a la hora de grabar un disco". Además, de la banda catalana destaca que "no hay nada comparable a ellos en España", mientras que de Torres subraya: "Es un amigo cercano del que nos encantan sus proyectos".

Pony Bravo formaron en 2008 El Rancho Casa de Discos, un sello con sede en Sevilla creado para gestionar sus actividades, una actividad —la de la autoedición— con "la que te quitas de historias y marrones con la discográfica", pero que también "te quita tiempo para la composición musical". "Aunque tenemos colaboradores que se encargan de mantener el sello, y el grupo, eres una pequeña empresa, y como tal hay reuniones y correos que contestar; pero ahora hay que saber de todo y no basta con limitarse a tocar", manifiesta.

Por otra parte, y acerca del tema de derechos de autor en la red —'Un gramo de fe' se puede descargar gratuitamente bajo licencia Creative Commons— Rivero ha asegurado que Internet, como plataforma de lanzamiento y conocimiento, "es lo mejor que ha pasado en muchos años", y afirma que Pony Bravo "es partidario de compartir cultura" porque "el crecimiento colectivo de la cultura influye en la sociedad en la que vivimos". Por tanto, "poner barreras a que esa sociedad crezca, a que sea cada vez más culta y sea cada vez mejor, es un poco contraproducente", asegura.

"en sevilla hay una gente muy loca"

Habituales de festivales como Primavera Sound o Territorios Sevilla, que se volverá a celebrar los próximos 18 y 19 de mayo, y frente a la programación que Nocturama 2012 ofrecerá los próximos meses de julio y agosto, Rivera ha dicho que a tenor de las pocas ayudas por parte de la Junta de Andalucía o el Ayuntamiento, "solo puedo decir que en Sevilla hay un montón de gente muy loca, que se lía la manta a la cabeza y tira para adelante". "Olé por los promotores de Sevilla", resalta.

Tras su paso por Sevilla, Pony Bravo viajará a Jaén, Valladolid, Segovia, Zaragoza, Palermo (Italia), A Coruña o Benicassim, aunque, reconoce Rivera a Europa Press, "no queremos un verano muy agitado porque queremos atacar el tercer disco".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.