Agentes de la Policía Nacional han detenido en Córdoba a un hombre de 52 años, T.G.U., residente en dicha ciudad, como presunto autor de dos delitos de robo con intimidación, uno en grado de tentativa y otro consumado, ya que intentó atracar una sucursal bancaria, sin éxito, y poco después si lo consiguió en otra, intimidando a los empleados con un revólver de fogueo.

Según ha informado la Policía Nacional, los hechos tuvieron lugar a primera hora de este miércoles, momento en el que se recibió en la Sala Operativa del 091 una alerta por atraco en una sucursal bancaria situada en la barriada de Cañero, por lo que se activó el protocolo policial fijado para estos casos, procediéndose a establecer un dispositivo de cierre en los alrededores.

Una vez entrevistados con los empleados de la mencionada sucursal, estos manifestaron que un individuo, de unos 50 años, había entrado sobre las 9,30 horas en el establecimiento portando un arma, tratando de tapar su rostro con una gorra y exigido dinero, si bien, al no obtenerlo, emprendió inmediatamente la huida.

Pasados unos 15 minutos se recibió otra alerta por atraco, esta vez en la zona de la Avenida de Barcelona, dándose inmediatamente el comunicado a todos los indicativos policiales e informando que en esta ocasión el ahora detenido había realizado un disparo intimidatorio al techo, logrando sustraer 600 euros y dándose a la fuga. Posteriormente se comprobó que el mencionado disparo fue de fogueo.

Por tal motivo, y gracias al dispositivo establecido, así como a la pericia de los agentes, se logró localizar en la calle Murcia al presunto autor de los hechos, interviniéndole entre sus efectos un revólver detonador y los 600 euros que acababa de robar. El detenido, que carecía de detenciones anteriores, ha sido puesto a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.