El presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha inaugurado hoy el nuevo Ayuntamiento de Cirueña, que alberga, junto a las dependencias municipales, el consultorio médico, el archivo y una pequeña biblioteca.

El Gobierno de La Rioja ha invertido en esta actuación un total de 613.829,50 euros. Por un lado, la Consejería de Obras Públicas, Política Local y Territorial ha financiado con 563.574,96 euros el 90% de la construcción de la nueva casa consistorial.

El coste total de la obra asciende a 626.194 euros, y ha aportado 46.754 euros para la adquisición de mobiliario, lo que representa el 85% del gasto dedicado a este fin. Por su parte, la Consejería de Salud y Servicios Sociales ha contribuido con 3.500 euros al equipamiento del centro médico.

Pedro Sanz ha estado acompañado en su visita a Cirueña por el consejero de Obras Públicas, Política Local y Territorial, Antonino Burgos; el director general de Política Local, José Miguel Crespo, y el alcalde de Cirueña, Pedro Cañas.

El presidente del Ejecutivo regional ha destacado "el compromiso y el apoyo permanente que el Gobierno de La Rioja presta a todos los municipios de la comunidad, con independencia de su tamaño y su población, para que todos los ciudadanos disfruten de las mismas oportunidades".

"Esta actuación", ha añadido, "representa un buen ejemplo de la políticas del Gobierno de La Rioja para impulsar el entorno rural y contribuir a mejorar la calidad de vida de los vecinos gracias a unas instalaciones en las que se prestan la actividad municipal y la atención sanitaria".

El edificio.

El nuevo edificio consistorial consta de tres alturas. En la planta baja se ubica el consultorio médico, que incluye una sala de espera, los despachos del médico, la enfermera y la asistente social, y la farmacia.

En la primera planta se alojan las dependencias administrativas (despacho de alcaldía, secretaría, salón de juntas, etcétera), mientras que en la planta bajo cubierta figuran los cuartos de instalaciones, el archivo y una biblioteca.

El acceso al inmueble se mantiene desde la plaza, ubicada en el centro de esta localidad de 137 habitantes, que se ha acondicionado convenientemente para reducir el peligro de la carretera, al tiempo que se han eliminado las barreras arquitectónicas.

Por último, se ha emplazado un reloj de grandes dimensiones en la fachada de la nueva casa consistorial.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.