Avales y fianzas encarecen aún más el alquiler de pisos

El 90% de los arrendatarios solicitan garantía bancaria por la que se paga comisión trimestral de hasta 60 euros. Muchos piden tres meses de depósito
Alquilar un piso se asemeja cada vez más a lo que supone pagar una hipoteca. Los avales y las fianzas exigidos por los propietarios, que en ocasiones resultan abusivos, elevan los alquileres hasta cifras prohibitivas. Comprar un piso hoy día significa hipotecarse y dedicar a ello gran parte del salario. Por eso, los sectores con menos recursos, sobre todo jóvenes e inmigrantes, eligen el alquiler como opción para emanciparse. Sin embargo, se encuentran con numerosos problemas. En primer lugar, el precio. Desde abril de 2005 los alquileres se han disparado un 6,6% y obligan a invertir en ellos más del 50% del salario, según el último estudio de UGT. Esto lleva al arrendador a pedir un aval para asegurarse de que el inquilino podrá pagarle (el salario medio de los arrendatarios es 920 euros y el precio del alquiler ronda los 500).

El coste de los avales

El 90% de los propietarios ya solicitan el aval, que supone el equivalente al alquiler del piso entre seis meses y un año. Los bancos cobran por estos servicios entre 40 y 60 euros trimestrales. También hay  propietarios que contratan un seguro de impago de alquileres y cargan el importe al inquilino.

Otro problema son las fianzas. La ley las limita al equivalente a una mensualidad, si el piso está vacío, o dos, si es amueblado. Sin embargo, hay propietarios que solicitan más meses de fianza, camuflándolo como algún depósito especial.

Sumando todos estos requisitos al precio del alquiler y los gastos de comunidad, la renta total media sale ya por unos 600 euros, ya que el precio medio bruto de una vivienda de dos habitaciones en Zaragoza es de 484 euros, según el estudio sobre alquileres de UGT anteriormente referido.

El 80% paga siempre

Ante semejantes desembolsos, el 80% de los que buscan piso se encuentran en la tesitura de que no pueden pagar un aval, según explican agentes de la propiedad consultados. Estos aseguran que «el 80% de los inquilinos pagan correctamente a fin de mes» y, por tanto, no la ven necesaria.

La exigencia de los avales se ha impuesto desde hace unos tres años, aunque en ciudades de mayor tamaño ya se venía aplicando antes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento