El valedor do Pobo, Benigno López, ha planteado que se "suspenda" la aplicación de la Ley de Dependencia, que "nació muerta", debido a las dificultades que tiene su desarrollo por la falta de recursos económicos. Además, ha considerado "imprescindibles, justos y necesarios" los recortes, que pide explicar más a la población con el fin de "soportarlos".

Son algunas de las reflexiones que ha trasladado este jueves el alto comisionado en la Comisión de Peticións, en una comparecencia en la que ha presentado a los grupos parlamentarios el informe correspondiente al ejercicio 2011, en el cual se han registrado 2.497 reclamaciones, un 9 por ciento más que el año anterior.

En su última intervención, a la que los grupos ya no tienen opción a réplica, consideró que los ciudadanos "igual están obligados a soportar" las medidas de ajuste debido a los recortes presupuestarios, si bien también ha apelado a que sean "los mínimos imprescindibles" en las materias de sanidad, educación y servicios sociales.

"Entiendo que ningún dirigente, sea del grupo político que sea, salvo que no esté en su sano juicio, vaya tomar unas medidas correctoras o de austeridad que vayan en contra de de la ciudadanía por gusto", ha manifestado en su intervención, en la que ha subrayado que el pueblo es "sacrificado y consciente de la realidad que le rodea".

En este sentido, ha considerado que "estas medidas que producen sufrimiento, tienen que entenderse como justas, necesarias e imprescindibles". "A lo mejor estamos obligados a soportarlas y entiendo que el pueblo gallego está también comprometido a soportarlas y sufrirlas", ha apostillado.

"más información"

Con todo, sí ha echado en falta que no se abra "un halo de esperanza y optimismo", para que ese mismo pueblo pueda "al menos, imaginar una salida del túnel". De esta forma, ha instado a los grupos parlamentarios que hagan llegar al Gobierno gallego, y si es posible al Estatal, la necesidad de "justificar de forma oportuna" a través de "información" las medidas que se adoptan. "El sufrimiento no va a desaparecer, pero va a ser menos doloroso", ha confiado.

"Les rogaría que adoptasen esa decisión en conjunto de hacer llegar al Gobierno autonómico y a través de él, al Gobierno central, la necesidad de una mayor información a los ciudadanos, porque la madurez está contrastada", ha instado en su discurso, en el que también ha matizado que en los servicios "esenciales" —sanidad, educación y dependencia—, es preciso hacer los "mínimos" recortes..

Precisamente, Benigno López se ha referido a una de las cuestiones que ha copado buena parte de las reclamaciones presentadas ante la institución que preside, los servicios sociales y, más en concreto, la Ley de Dependencia. En total se presentaron 507 quejas (aunque 262 son sobre el mismo contenido y se "pueden considerar una sola) en este ámbito.

"mismos problemas"

Así las cosas, ha constatado que se registran "los mismos problemas" en materia de dependencia, primero, la "falta de un presupuesto que pone en dificultades financieras que permita hacer frente a la problemática".

"Creo que el problema, con toda la buena intención del mundo, y a través de una ley extraordinariamente generosa, fue un error", ha significado el alto comisionado, quien considera que nació con una "perspectivas imposibles de cumplir, porque no había respaldo presupuestario". "Es una ley que nació muerta", ha proclamado.

Benigno López ha reconocido que él no sabe "cuál es la salida". "Una de la salidas puede ser aportar más dinero, en este momento la veo difícil o imposible", ha reflexionado López, quien ha puesto como otra solución, la que se está tomando, "priorizar los grandes dependientes" en detrimento de los severos o moderados, sobre lo que ha advertido de que esos dos colectivos se "van a convertir en grandes dependientes".

Así, y tras estas opciones, Benigno López ha planteado que, "a lo mejor convendría dejar en suspenso la aplicación de la ley" hasta que comience la recuperación económica.

"componente antisocial"

Por su parte, los grupos de la oposición —PSdeG y BNG— han observado que la crisis en Galicia "está teniendo un componente antisocial", en palabras del nacionalista Alfredo Suárez Canal; o que este gobierno está respondiendo de forma "muy flojita" a las necesidades de la gente, según manifestaciones del socialista Francisco Cerviño. Frente a ellos, el popular Agustín Baamonde ha advertido una respuesta de la Xunta a las necesidades de las personas.

Francisco Cerviño, quien ha hecho una ardua reivindicación de la defensoría gallega y quien aprovechó su turno para defender la "libertad de prensa", ha acusado un "tono excesivamente comprensivo" por parte del Valedor en cuento a sanidad o educación. Además, en su intervención, en la que consideró "flojita" la respuesta que da la Xunta a los problemas de los gallegos, se refirió a las quejas crecientes en materias sociales para advertir como medida "xenófoba" y de "impiedad" que "se deje a los inmigrantes" sin la asistencia universal en la sanidad.

"El comportamiento de la administración gallega está haciendo recaer la crisis sobre el Estado de bienestar; en el empleo, sanidad, educación y servicios sociales", ha extraído Suárez Canal del informe de 2011, en el que también ha observado "una tendencia clara a empeorar los servicios públicos". "Fracaso estrepitoso de la Xunta", ha sentenciado el diputado del BNG, quien ha pedido dos investigaciones de oficio al valedor, una sobre las listas de espera del Sergas y otra sobre la problemática de las preferentes.

También sobre este asunto se interesó el diputado popular Agustín Baamonde, quien ha ratificado el "apoyo claro" de su grupo parlamentario a la pervivencia de la institución del Valedor. Asimismo, ha reconocido que "la crisis está llamando a la puerta del Valedor", pero ha remarcado que el Gobierno del Partido Popular "sí reacciona a las advertencias" de esta institución y ha defendido que el Ejecutivo de Alberto Núñez Feijóo está "adoptando medidas pioneras contra la crisis". PREFERENTES

El valedor ya se había referido en su primera intervención a los "abusos" por parte de las entidades bancarias y, en concreto, por la problemática de las conocidas como participaciones preferentes, y ha defendido "el control adecuado de los sueldos de los directivos de esas entidades, para evitar indecorosos escándalos" como se conocen este año.

Benigno López, que comparecerá próximamente en este mismo órgano parlamentario para explicar su recomendación efectuada acerca de un libro de texto sobre la inclusión de un artículo del Estatuto de Autonomía, ha explicado sus actuaciones al respecto y ha considerado que la solución pasa "por una negociación individualizada de la entidad financiera" y el afectado.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.