La organización agraria Asaja ha pedido a la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía y al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente que defiendan ante el Ministerio de Hacienda la rebaja del índice de rendimiento neto del módulo de olivar por el que tributan los agricultores en su declaración de la renta de 2011, ya que dicho sector se encuentra en una "situación crítica".

Así lo ha anunciado la organización en una nota tras constatar que, "sorprendentemente", dicha rebaja no ha sido incluida en la Orden de Reducción de Módulos para el sector agrario publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del pasado 27 de abril.

Por ello, el presidente de dicha organización en Andalucía, Ricardo Sierra, ha remitido sendas cartas a ambos departamentos en las que transmite su "preocupación" por este asunto y les insta a que defiendan ante Hacienda "una corrección de la Orden que contemple una rebaja sustancial en el módulo del olivar", al igual que hace con "la ganadería, los hortícolas, la fruta de hueso, la almendra, los cítricos y la remolacha, entre otros cultivos", sectores para los que Asaja había pedido también una rebaja de los módulos al entender que habían visto "mermadas" su rentabilidad por "adversidades climatológicas, alertas sanitarias, incremento de costes o derrumbe de los precios en origen".

La organización justifica esta petición por la "situación crítica" que, en su opinión, atraviesa el sector del olivar, que "se ha agudizado en la última campaña" y que "en 2011 provocó que, en el caso del aceite de oliva, hubiera que recurrir a la apertura del sistema de almacenamiento privado para evitar que los precios se desfondasen". No obstante, aquel es un mecanismo "con el que ni siquiera cuentan los productores de aceituna de mesa, que vendieron su aceituna a un precio —0,48 euros por kilo— que no les permite siquiera cubrir los costes del cultivo".

La decisión de no incluir al olivar en dicha Orden resulta "aún más sorprendente", a juicio de Asaja, si se tiene en cuenta que la situación por la que atraviesa el referido sector es "de dominio público", y tanto la Consejería como el Ministerio de Agricultura conocen "muchos de los datos" del informe que la organización remitió en el pasado mes de febrero a la Dirección General de Producción Agrícola y Ganadera de la Junta de Andalucía sobre los sectores que se habían visto afectados por "circunstancias excepcionales", entre las que "por supuesto se encontraba el aceite de oliva y la aceituna de mesa".

Igualmente, Asaja ha recordado que la propia Consejería andaluza de Agricultura elaboró un estudio de caracterización del sector de la aceituna de mesa y aceite de oliva, mientras que el Ministerio fue el autor de un estudio de la cadena de valor y formación de precios del aceite de oliva.

Además, Sierra, que ha aseverado que "no se puede tributar por unos ingresos que no se han obtenido", ha señalado que ya en 2009 el módulo para el olivar se redujo a 0,20, y para el ejercicio 2010 se redujo a 0,26, lo que demuestra que es "un sector que viene atravesando problemas importantes, y por desgracia, la situación en el ejercicio 2011 ha empeorado".

Rebajas para otros cultivos y el sector ganadero

Respecto a los cultivos a los que sí se ha aplicado dicha rebaja, Sierra ha concretado que, en el caso de la remolacha, la reducción se cifra en 0,09 del índice de rendimiento neto, en 0,16 en las hortícolas, el 0,07 en el melocotón y la nectarina, y el 0,19 en la patata, cultivos todos ellos que "sufrieron pérdidas millonarias por la caída de ventas a causa de la 'E.coli' y que no tuvieron ningún tipo de compensación".

Igualmente, Asaja ha destacado que la "crisis permanente" por la que atraviesa la ganadería, "agravada por el incremento del precio de los piensos y por la sequía del segundo trimestre de 2011", ha tenido también su reflejo en una "reducción generalizada" de los módulos del sector ovino, caprino, bovino y porcino.

Por último, el sector citrícola, que, según esta organización, sufrió "una caída drástica" de los precios de mercado y experimentó "pérdidas notables" de producción en 2011 a causa de las inundaciones de 2010, también se ha visto "en parte resarcido", si bien, en el caso de Sevilla, la Orden "sólo contempla los municipios de la comarca de la Vega, pese a que se trata de un cultivo extendido por un gran número de municipios de la provincia", de ahí que la organización agraria haya decidido "hacer gestiones para que la reducción de módulos contemple a todos esos otros municipios".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.