El Parlamento vasco ha instado a las entidades financieras y al Gobierno autonómico a que asuman un "compromiso" para evitar desahucios que afecten a la vivienda principal a través de la negociación de "alternativas" con los afectados, como moratorias o alquileres sustitutivos.

El pleno de la Cámara autonómica, que ha debatido sobre este tema a propuesta de Ezker Anitza-IU, ha aprobado este jueves por unanimidad una resolución que contempla ésta y otras propuestas destinadas a afrontar los problemas que padecen las familias con dificultades para pagar sus hipotecas.

Esta iniciativa se ha aprobado apenas un día después de que el Gobierno vasco anunciara la puesta en marcha de un programa de ayuda para familias sobreendeudadas, que incluye un servicio de mediación ante las entidades financieras y facilidades de acceso a una vivienda de alquiler para quienes han perdido el piso por no poder pagar el crédito hipotecario.

El Parlamento también urge al Gobierno central y a las Cortes Generales a incrementar la protección y la información que ofrecen las entidades financieras a sus clientes, "obligando" a las primeras a informar si las hipotecas son con o sin dación en pago, es decir, si permiten cancelar la deuda con la entrega de la vivienda.

Otro apartado de la resolución insta al Gobierno central a que presente una propuesta normativa para "restringir" el principio de responsabilidad patrimonial universal de las personas físicas, de modo que "una vez ejecutado el patrimonio embargable al deudor persona física de buena fe, el pasivo restante quede exonerado".

El último punto del texto insta a las entidades financieras y al Gobierno vasco a que asuman un "compromiso" para evitar desahucios que afecten a la vivienda principal a través de la negociación de "alternativas" con los afectados, como moratorias o alquileres sustitutivos.

Consulta aquí más noticias de Álava.