Destiny Osemwenkhea fue atropellado el pasado día 10 de julio en Torrejón.

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía habían detenido poco antes a cuatro personas, de nacionalidad nigeriana, pero tardarían algún tiempo más en aclarar las circunstancias que rodearon la muerte por atropello de un compatriota y las lesiones de otros dos varones, de idéntica nacionalidad.

Los siete se hallaban en España en situación irregular y a excepción de uno, todos tenían antecedentes policiales. La víctima: Destiny Osemwenkhea, nigeriano de 31 años.

Cerca del lugar del atropello había habido una reyerta en la que participaron el presunto asesino y la víctima

Por otra parte, aportaron algún dato sobre sus agresores, que poco después fueron identificados y detenidos por policía local.

Asesinado por atropello

Mientras ocurrían esto, la Policía recibía el anuncio de un atropello, ocurrido cerca del lugar de la pelea, y en el que el conductor se había dado a la fuga.

Pero lo que parecía un delito de omisión de socorro fue tomando tintes de homicidio, cuando la Policía supo que el atropello había sido intencionado.

El conductor aceleró al ver a dos individuos que escapaban a la carrera y atropelló a uno de ellos
Además, los agentes consiguieron algún dato de la matrícula y la descripción del coche sospechoso: un BMW oscuro, cinco puertas y modelo antiguo, datos que se difundieron a los coches patrulla.

También señalaron que el conductor aceleró al ver a dos individuos que escapaban a la carrera y atropelló a uno de ellos.

Agentes de la policía localizaron el vehículo un día después y detuvieron a los dos responsables, que tenían antecedentes y que se negaron a declarar una vez trastaladados a la comisaría. Han pasado a disposición judicial.