Tsunami
La playa de Pandangaran fue uno de los escenarios de la tragedia del 'tsunami'(D.Tri / Reuters) Dadang Tri / REUTERS

La ONU ha afirmado que el sistema de alerta temprana instalado en la isla de Sumatra por el Gobierno indonesio para avisar de cualquier riesgo de maremoto a la población no falló este lunes, cuando una ola gigante golpeó la costa sureste de Java, matando al menos a 531 personas.

Sin embargo, la población no fue avisada por falta de medios, según admitió el gobierno indonesio.

Al parecer, las autoridades indonesias recibieron las alertas unos 45 minutos antes de que se produjese el tsunami, un tiempo insuficiente para avisar a una población que carece de sistemas automatizados como altavoces en las playas o de envío de SMS por móvil.

Tras el devastador "tsunami" (ola gigante) del océano Indico de diciembre de 2004, que causó la muerte de más de 226.000 personas, según la ONU, Indonesia instaló un sistema de alerta en la costa occidental de la isla de Sumatra, donde se creía que se registraría el siguiente gran maremoto.

El 'tsunami' (ola gigante) del lunes fue también en el Indico, pero frente a la región meridional de Java, la isla con mayor densidad demográfica de Indonesia.

531 muertos

El número de personas muertas por el tsunami que sacudió el suroeste de la isla de Java ha ascendido a 531 personas, informaron el martes medios locales.

Asimismo, más de 2.875 quedaron desplazadas
Olas de hasta cinco metros se abatieron sobre las playas 15 ó 20 minutos después de que se registrase un maremoto a varios kilómetros de las costas

La mayoría de edificios e infraestructuras de Pangandaran fueron destrozados por las olas, así como unas 600 embarcaciones pesqueras, casi el total de la flota de la localidad, según testigos entrevistados por los medios de comunicación locales.

Además la electricidad y las comunicaciones telefónicas están cortadas en toda el área afectada y muchos residentes siguen en las zonas montañosas a las que se dirigieron huyendo de las olas.

El ejército ya ha enviado dos batallones a Pangandaran, un popular destino turístico a unos 280 kilómetros al sureste de Yakarta, para colaborar en las operaciones de evacuación de personas y asistencia de heridos.

Un maremoto de 7,2 grados

Varios testimonios han señalado que decenas de personas han desaparecido en las poblaciones costeras de toda la región después de que olas de hasta cinco metros se abatieran sobre las playas unos 15 ó 20 minutos después de que se registrase un maremoto de 7,2 grados de magnitud en la escala abierta de Richter.

El epicentro del seísmo se situó a 355 kilómetros al sur de Yakarta y a 48,6 kilómetros de profundidad, según la agencia estadounidense "Earthquake Hazard Program".

Objetivo: evacuar

El presidente de Indonesia, Susilo Bambang Yudhoyono, afirma que ahora se de prioridad a la evacuación de los habitantes de las poblaciones costeras y a atender a los heridos.

Hasta el momento unas 10.000 personas abandonaron sus casas en la costa sur de la isla de Java (Indonesia) mientras que los sismólogos han registrado tres seísmos más en la zona.

"Cerca de 10.000 personas se han refugiado en la montaña. El suelo no ha dejado de temblar en toda la tarde y nadie quiere pasar la noche cerca de la playa", declaró Joko, un residente en la playa de Pangandarán, a la emisora de radio "Elshinta".

El mar destruyó todas las casas de la primera fila de la playa de Pangandaran.

Testigos informaron en la misma radio de la primera víctima a causa de la ola que llegó a Santogo, un pueblo pequeño de la costa suroeste de la isla.

Un hombre testigo explicó a la emisora indonesia que el mar destruyó todas las casas de la primera fila de la playa de Pangandaran.

Olas de hasta cinco metros se abatieron sobre las playas del suroeste de Java, casi una hora después del seísmo, de acuerdo con las informaciones que proporcionan los testigos a los medios indonesios.

En la isla de Cilacap, los residentes en la costa corrieron a refugiarse al ver que el agua subía de nivel, aproximadamente media hora después del maremoto.

Fuerte terremoto

El tsunami se ha producido después de un fuerte terremoto de 7,2 grados en la escala Ritcher que sacudió el sur de la isla de Java.

Los sismólogos indonesios calcularon que el movimiento telúrico registrado a las 15.19 hora local (08.19 GMT) fue de 6,8 grados en la escala abierta de Richter, aunque el centro hawaiano elevó hasta los 7,2 grados la potencia del seísmo.

El epicentro se situó a 355 kilómetros al sur de Yakarta y a 48,6 kilómetros de profundidad.

En diciembre de 2004, un maremoto de nueve grados de intensidad al norte de la isla de Sumatra provocó olas gigantes que atravesaron todo el Océano Indico y alcanzaron las costas africanas, causando la muerte de más de 226.400 personas .