Trabajadores de Izar bloquean el tráfico fluvial y exigen que la SEPI negocie de nuevo con los sindicatos

Las claves:
  • Cortan la esclusa del Guadalquivir una hora.
  • Rechazan la venta por separado de los astilleros.
  • UGT y CCOO analizan hoy la situación.
  • La SEPI cerrará mañana la privatización.
Trabajadores de Izar se lanzan al Guadalquivir para bloquearlo y exigir que la SEPI negocie con los sindicatos (Aníbal González)
Trabajadores de Izar se lanzan al Guadalquivir para bloquearlo y exigir que la SEPI negocie con los sindicatos (Aníbal González)
Aníbal González

Medio centenar de trabajadores de la factoría de Izar en Sevilla cortó el lunes durante una hora, entre las 11.00 y las 12.00, el tránsito fluvial en el entorno de la esclusa del Puerto de Sevilla, lo que causó retrasos en la entrada de dos cargueros caribeños que tenían previsto atracar en el puerto hispalense.

Tras partir en manifestación "pacífica" pasadas las 10.30 horas de la planta sevillana, los operarios se arrojaron al río Guadalquivir con flotadores, chalecos y con camisetas en las que se podía leer 'Astilleros, solución'.

Los operarios se arrojaron al río Guadalquivir con flotadores, chalecos y con camisetas en las que se podía leer 'Astilleros, solución'.

Extendieron una cuerda de un extremo a otro de las compuertas de la esclusa, donde formaron una cadena humana para impedir el paso de buques.

Operaciones portuarias afectadas

Cinco minutos después de lanzarse al agua los trabajadores divisaron el primer barco al que impedirían la entrada, el carguero 'Apia', que, procedente de Turquía y con bandera de San Vicente, tiene previsto descargar mañana en Sevilla hierro corrugado.

Además del 'Apia, que estuvo la hora que duró la protesta parado dentro de la esclusa, otro buque se quedó esperando fuera.

Se trata del carguero 'Agena', procedente de Ghana y con bandera de Antigua y Barbados, que, pese a la movilización de los trabajadores de Astilleros, no ha visto afectada su intención de descargar a las 14.00 horas.

Según la Autoridad Portuaria, el tránsito quedó restablecido y no ha habido operaciones afectadas.

"No luchamos contra la privatización"

Enrique González, miembro del comité de empresa, dijo que "fue difícil tomar la decisión de bloquear la esclusa, porque los trabajadores están hundidos, pero al hacerlo el ánimo se nos viene otra vez arriba y somos capaces de cortar el río, la esclusa y lo que haga falta".

Al movilizarnos el ánimo se nos viene otra vez arriba y somos capaces de cortar el río, la esclusa y lo que haga falta

Para González "todavía es posible" que la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), que prevé concluir este martes el proceso de liquidación de los activos civiles de Izar, "se siente a negociar" con los sindicatos.

Así, destacó que los trabajadores no "luchan" contra la privatización, sino contra un preacuerdo que no les ofrece garantías de empleo a largo plazo.

Según dijo, los trabajadores esperarán las informaciones que los delegados sindicales de CC.OO y UGT "nos transmitan desde Madrid y, si hay posibilidad de negociar, nos relajaremos un poco; pero si los compañeros nos dicen que SEPI sigue con la intención de adjudicar mañana a las distintas empresas, nos la tendremos que jugar, no nos queda otra".

La SEPI ultima la privatización de los astilleros de Izar

El proceso de privatización de los astilleros de Izar se cierra este martes con la adjudicación, por parte de la SEPI, de los cuatro centros -Sestao, Gijón, Sevilla y Manises (Valencia)- a sus futuros propietarios.

La venta de los astilleros civiles concluye en medio de las protestas de los trabajadores, a pesar del llamamiento a la calma que les dirigió el pasado viernes el presidente de Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

La SEPI ha repetido que la entrada de capital privado es la única solución para garantizar la continuidad de la actividad y del empleo.

La adjudicación será ratificada ese mismo día por la Comisión de Liquidación.

Los trabajadores rechazan el preacuerdo social suscrito en mayo por la SEPI y los sindicatos, y se niegan a aceptar la venta por separado de los astilleros.

El grupo público ha repetido que, ante la falta de ofertas globales, ha hecho "un gran esfuerzo" para que el proceso de venta se cierre con el mayor consenso.

Reabrir el diálogo

La SEPI ha accedido a la petición de los sindicatos de reabrir el diálogo sobre el preacuerdo firmado en mayo con el fin de volver a negociar las garantías laborales.

En este sentido, los sindicatos pidieron al grupo público que intente introducir en este preacuerdo algunos de los matices que los trabajadores han venido reclamando en estos días de movilizaciones.

Además, estimaron oportuno convocar una reunión con los adjudicatarios del proceso y con representantes de la SEPI.

Según los sindicatos, la SEPI ha justificado la rápida adjudicación de los centros en el hecho de que si no se venden se pondría en peligro la viabilidad de los centros y algunas de las ofertas presentadas podrían decidir retirarse al haberse diluido tanto el proceso.

La venta se consumará cuando sea aprobada en Consejo de Ministros, lo que "en opinión de la SEPI tendrá lugar a final de septiembre o principios de octubre".

Por su parte, la Federación Minerometalúrgica de CC.OO. decidió impugnar la decisión que ha tomado la SEPI de proceder "unilateralmente" a la venta de los activos de Izar, al considerar que incumple los acuerdos de diciembre de 2004.

ENLACES RELACIONADOS:

Mostrar comentarios

Códigos Descuento