Más de medio centenar de periodistas se han concentrado este jueves, Día Mundial de la Libertad de Prensa, en Santander, para defender esta libertad como "pilar fundamental de la democracia" y "motor imprescindible de la convivencia, el diálogo y el debate cívico". "Sin periodistas, no hay periodismo y sin periodismo, no hay democracia", han clamado.

La concentración, desarrollada al mediodía en la Plaza de Alfonso XIII, ha sido convocada por la Asociación de la Prensa de Cantabria y en la misma han intervenido su presidente en funciones, Leandro Mateo, y María Ángeles Samperio, vocal de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE). También han participado representantes sindicales, como el secretario general de CCOO en la región, Vicente Arce.

Durante su intervención, Mateo ha recordado que los periodistas deben servir a los ciudadanos, y no a los poderes públicos o privados. A continuación, ha leído el manifiesto de FAPE con motivo de esta jornada, en el que se aboga por una prensa "libre, pluralista e independiente" y llama a las instituciones y poderes públicos a que promuevan la libertad de prensa.

Después de aludir a la "grave crisis" por la que atraviesa el sector periodístico, Mateo ha señalado que en los últimos cuatro años se han perdido unos 6.000 puestos de trabajo y se han cerrado decenas de medios, al tiempo que ha aumentado del intrusismo, la precariedad laboral y el "acoso" de los poderes al trabajo de los periodistas.

Ante esta situación, la FAPE recuerda que la libertad de prensa es "un valor supremo" de las democracias que, además, ha de "conjugarse" con otros derechos individuales. Asimismo, "la mejor manera" de fortalecerla es haciendo un ejercicio "responsable" por parte de periodistas y editores, basado en el "estricto" cumplimiento de las normas éticas y deontológicas y en valores como la "integridad" y el "rigor" profesional.

Después de apuntar que la libertad de expresión "se debilita" cuando el periodismo se convierte en una "fuente de manipulación, de sensacionalismo, de promoción de odios y prejuicios, de defensa de intereses espurios", el manifiesto se refiere a la "ineludible" exigencia de promover "los más altos estándares éticos" en el ejercicio diario del periodismo y desde la premisa de que "debe lealtad, ante todo, a los ciudadanos y a su derecho a la información".

RESTRICCIONES

"La libertad de prensa es una conquista de nuestra sociedad democrática", ha sentenciado Mateo, para referirse a continuación al "alarmante aumento" de las "restricciones", como las ruedas de prensa sin preguntas, los contenidos "enlatados" elaborados por los partidos, los bloques electorales y las iniciativas de distintas instituciones de "limitar" el derecho de información en las coberturas de sus actividades.

Otras restricciones pasan por la reducción de redacciones, rebajas salariales, sustitución de periodistas experimentados por becarios y contratados a los que se pagan sueldos "indignos", la aplicación de normas penales "desproporcionadas" a quienes informan de actividades supuestamente "ilícitas" de autoridades públicas, normas que "cercenan" la libertad de expresión y el derecho de información, contratos de trabajo "leoninos", ofertas de empleo "indignas", el uso de la publicidad institucional o la concesión de licencias de radio y televisión para "premiar o castigar" a los medios y periodistas en función de su línea editorial, los "juicios paralelos", la compra de testimonios y la anulación de la presunción de inocencia.

"La libertad de prensa -concluye el manifiesto- pierde su fuerza cuando periodistas y medios abandonan las normas éticas y deontológicas y rompen su compromiso con la sociedad de ejercer el control del funcionamiento estatal, de la gestión pública y de la corrupción, esencial en todo sistema democrático".

Mateo ha finalizado la lectura del manifiesto aludiendo a los periodistas que fueron asesinados el año pasado durante el ejercicio de su profesión y que se elevaron a 106. Son "mártires por la libertad" por los que los periodistas cántabros concentrados han guardado un minuto de silencio.

Se trata de una lista "macabra" que encabezan México y Pakistán con once fallecidos en cada país, según ha apuntado Samperio, que ha subrayado que "por primera vez" se celebra el Día Mundial de la Libertad de Prensa en toda España, con concentraciones en 43 ciudadanos.

A juicio de esta vocal de la FAPE, con los problemas que atraviesa la profesión no solo afectan a los periodistas, sino a toda la sociedad, en la medida en que se ve "mermado" su derecho a la información.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.