«El monte gallego tiene demasiados propietarios»

Investiga, desde hace 30 años, la fauna del Parque Nacional das Illas Atlánticas.
El panorama ha mejorado desde entonces, dice, pero sobre todo desde el reconocimiento institucional a este espacio protegido.

¿Qué es lo más característico de la fauna en las islas?

Hay tres especies de anfibios y nueve de reptiles que llevan miles de años separados de su hábitat: están rodeados de mar. Y ese aislamiento produce cambios en su forma de vida: las crías de salamandra, por ejemplo, se desarrollan dentro de la madre a falta de agua dulce.

¿Cuál ha sido el factor más decisivo en este tiempo?

La mano del hombre: en las Cíes se hicieron plantaciones masivas de eucaliptos que nunca fueron explotadas. Aunque el fin de la ganadería en Ons también produjo un impacto negativo sobre el resto de los animales.

¿Y cuándo empezaron a preocuparse por las islas?

Sin duda, con la declaración de parque nacional en 2002, el número 13 de España y el primero de Galicia. Las construcciones y las actividades están ahora muy limitadas.

¿Y qué queda por hacer?

Restablecer los hábitats originales, sobre todo en los manantiales de agua dulce, la vegetación y las dunas.

¿Qué otras zonas de Galicia merecerían también la distinción de parque nacional?

Hay un total de ocho parques, actualmente protegidos por la Red Natura, a los que la categoría de parque nacional les daría un impulso muy importante: Os Ancares y O Courel, en Lugo, o las Fragas do Eume, en A Coruña.

¿Cuál es el problema para que no se haga?

La propiedad de la tierra está muy atomizada: el monte gallego tiene ya demasiados propietarios.

Bio

Nació en A Coruña hace 50 años. A este profesor universitario le apasionan la biología y la zoología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento