El diputado de IULV-CA por Sevilla y líder nacional del CUT-BAI, Juan Manuel Sánchez Gordillo, ha asegurado que acatará "el castigo" que la federación de izquierdas decida ponerle por romper la disciplina de voto en la sesión de investidura del presidente de la Junta, José Antonio Griñán, al no votar a favor de la misma, sino incurrir en un voto "nulo" al afirmar ante el Pleno que no participaba en la votación "porque no puedo votar a mi candidato", una posición para la que ha dicho contar con el apoyo del excoordinador general de IU, Julio Anguita.

En declaraciones a los periodistas, a su salida del Pleno de investidura, Sánchez Gordillo ha asegurado que había mantenido esta mañana una conversación telefónica con Anguita, en la que le ha trasladado su apoyo y el permiso "para hacerlo público". "Me ha dicho que comparte mi filosofía y que Nueva Izquierda en tres ocasiones en el Parlamento de España votó en contra de la disciplina de voto y no pasó nada, estando él de coordinador y portavoz en el Parlamento", ha añadido.

El también alcalde de Marinaleda (Sevilla) ha asegurado que "la coherencia siempre tiene castigo", pero que no le importa ningún castigo "si soy fiel a lo que pienso y creo que un pacto de gobierno es una locura para Izquierda Unida porque puede ser su muerte". "Tengo que ser coherente con lo que he discutido con las bases, quienes a través de un referéndum han dicho más no que sí al pacto de gobierno", ha apuntado.

Tras subrayar que se han celebrado dos referéndum, uno oficial y otro alternativo, sobre el pacto de gobierno, Sánchez Gordillo ha insistido en que los dos "son legítimos y tienen el mismo pedigrí", por lo que no podía votar sí a la investidura de Griñán "costara lo que me costara". Según ha apuntado, "lo primero es la conciencia y en política ésta tiene que estar antes que la disciplina, que casi siempre me suena a militar".

Finalmente, preguntado sobre si plantea irse de IULV-CA, ha dicho que él es fundador de la federación de izquierdas y que en ningún momento se plantea dicha decisión. "Yo me voy a mantener en Izquierda Unidad, otra cosa es que por mi rebeldía me puedan imponer algún castigo", ha concluido el parlamentario andaluz.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.