La venta de tabaco cae en picado entre los vizcaínos

Entre enero y mayo se ha comprado un 5,8% menos de cajetillas que en ese periodo de 2005 por la ley antitabaco. Fuman los de siempre, pero menos.
La venta de tabaco cae en picado en Vizcaya desde que se aprobó la polémica ley que restringe fumar en lugares públicos. Los datos del Comisionado para el Mercado de Tabacos, dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda, dejan claro el descenso y la crisis por la que está pasando el sector.

Entre enero y mayo de este año –los últimos datos disponibles–, los vizcaínos se han dejado alrededor de seis millones menos de euros que el mismo periodo del año anterior. Si en ese espacio en 2005 se gastaron 95,4 millones de euros, en 2006 han sido 89,2 millones en tabaco.

En cajetillas, lógicamente, el descenso ha ido en la misma proporción. Se vendieron 2,2 millones menos. De los 38,2 millones consumidos en los primeros cinco meses de 2005, se ha pasado a 36 millones de cajetillas en 2006, un 5,8% menos.

Sin fumar en el trabajo

Vizcaya es, además, una de las provincias donde más se notado el descenso. En ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia, la caída es menos acusada y no pasa del 5% en ningún caso.

Aunque hay menos fumadores, la verdadera razón para este descenso reside en que se fuma menos. «El que fumaba un paquete, ahora fuma medio porque no puede hacerlo en el trabajo», explican los estanqueros. Impotentes ante una ley que consideran «injusta», el gremio de estanqueros busca ahora soluciones.

«Los estancos tenemos que ir hacia la diversificación; no nos podemos quedar sólo en la venta de tabaco», explica Carlos Rozadilla, propietario del estanco de Mazarredo, en Bilbao. Para salir del apuro, ya ha puesto a la venta junto al tabaco artículos de regalo.

La venta de tabaco representa todavía alrededor del 80% del negocio, pero «hace unos años, el tabaco llegaba al 90%», se queja.

La visión de los fumadores

Álvaro Garrido. Fumadores por la tolerancia «Los más beneficiados por la ley son las farmaceuticas»

«El tabaco es un gran negocio, da dinero a las tabacaleras, pero dejar de fumar es tanto negocio o más». Así se expresa Álvaro Garrido, presidente de la asociación de Fumadores por la Tolerancia. Asegura que las empresas farmacéuticas son «las más beneficiadas» con la ley antitabaco, ya que han triplicado las ventas de productos para dejar de fumar. Entre los perjudicados están los estanqueros, «pero no sólo ellos». «Las tensiones y conflictos que se originan en los trabajos son cada vez más», explica, conocedor del escenario que ha dejado la ley. Aún así cree que nunca se prohibirá el tabaco del todo. «Sería una locura; se fumaría de manera ilegal», dice.

Se fuma más tabaco de liar

La venta de tabaco baja, con la excepción del de liar. Entre enero y mayo de este año, se han vendido 44.000 paquetes de liar más que el mismo periodo del año anterior. Se fuma menos, es más barato... son las razones.

Sociedad fumadora el 30,9% de vascos

Según la última encuesta sobre drogas del Gobierno vasco, el 30,9% de los vascos (unas 521.000 personas) es fumador habitual. Es menos que hace años. En los últimos 24 meses han dejado de fumar 91.000 ciudadanos.

Hay 38 denuncias pero no se multa

Las instituciones vascas han recogido un total de 38 denuncias de particulares por incumplimiento de la ley antitabaco en bares, restaurantes, lugares públicos... Al no estar regulado aún, no hay sanciones ni multas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento