El presidente del sindicato médico de Castilla-La Mancha CESM, Ángel de la Guarda Rodríguez, ha señalado que la organización que preside ha reanudado las negociaciones con el Servicio de Salud de la región (SESCAM), por lo que queda en suspenso la huelga convocada en contra de los recortes en sanidad y ante la "ausencia de negociación" en la aplicación de dichos ajustes.

De la Guarda ha señalado, en rueda de prensa en Guadalajara, que el próximo lunes se reunirá el Comité Ejecutivo Extraordinario y la Asamblea General Extraordinario del sindicato para decidir, en función de cómo hayan ido las negociaciones con el SESCAM, si se desconvoca o no la huelga, prevista inicialmente para el 24 de mayo.

"De momento queda aplazada sine die pero no está desconvocada porque la huelga se decidió en Asamblea General y debe ser ese órgano quien la desconvoque", ha aseverado.

Según ha explicado el presidente, en las últimas horas desde el Servicio de Salud se han puesto en contacto con el sindicato —incluido el gerente, Luis Carretero— y les han enviado tres documentos para retomar la negociación e intentar llegar a un acuerdo que evite la huelga. "Nosotros somos partidarios de la negociación en vez de la confrontación", ha asegurado.

Temas a tratar

El presidente del CESM-CLM ha adelantado que quiere hablar sobre las 37,5 horas semanales, que van a pedir que "no se discrimine a los médicos con respecto a otros funcionarios públicos" y que solicitarán la aplicación del Plan Concilia a todos los trabajadores que desempeñan su labor en el SESCAM.

También quiere conocer qué va a pasar con el personal estatutario y los interinos si se privatizan hospitales en Castilla-La Mancha, al tiempo que ha reclamado "estabilidad y seguridad laboral".

En cualquier caso, al mismo tiempo que abogaba por la negociación antes de la huelga, ha sido muy crítico con los gestores del Sescam y más concretamente con el consejero de Sanidad, José Ignacio Echániz, del que, según ha desvelado, fue profesor.

En cuanto a los gestores del SESCAM ha afirmado que utilizan criterios de "demagogia, prepotencia y gobernar por decreto" a la hora de dirigir el organismo "en lugar de valorar más la calidad de la sanidad". Además, les ha recordado que no son médicos y ha aseverado que gestionan mal "porque hay muchas cosas en las que se puede ahorrar sin deteriorar el servicio que reciben los ciudadanos".

Por lo que se refiere al consejero, le ha recriminado que les haya insultado "gravemente" y les haya echado "la culpa de lo que está sucediendo en la Sanidad", al tiempo que le ha responsabilizado directamente de la mala gestión de la Sanidad regional al asegurar que "como nunca ha visto a un paciente no tiene idea de cómo se puede ahorrar".

Las negociaciones entre el CESM y el SESCAM se rompieron después de que el secretario general del sindicato, José Luis Grau, manifestara a Europa Press que seguirían adelante con la huelga si no llegaban a un acuerdo, lo que hizo que Sanidad decidiera romper la comunicación al no estar dispuesto a "intercambiar propuestas para afrontar la reforma del sistema regional de salud" bajo la presión de "ninguna medida de fuerza como una convocatoria de huelga".