Aceras con terrazas ‘okupa’

Las mesas y las sillas de los bares dificultan el paso de los peatones en los barrios de Actur, Almozara y Torrero, donde más veladores se concentran.
Una mujer se abre paso entre las mesas y sillas colocadas en una acera de La Almozara. (Fabián Simón)
Una mujer se abre paso entre las mesas y sillas colocadas en una acera de La Almozara. (Fabián Simón)
Con el buen tiempo, las terrazas se han convertido en  verdaderas okupas de aceras y en un obstáculo para los peatones en algunas zonas. Cerca de 9.000 veladores (una mesa y cuatro sillas) se han extendido este verano por Zaragoza. Algunas provocan quejas de los vecinos en barrios como Torrero, Almozara o Actur. Las terrazas dificultan el paso de los peatones y suelen generar suciedad y ruidos. Son las protestas más habituales de los vecinos de las zonas donde existe un gran número de veladores.

Si se habla de ocupar espacio, la plaza de las Canteras se ha convertido en una carrera de obstáculos. «Si vas con un carrito de bebé es imposible circular», según señalan vecinos de Torrero.

En la Almozara consideran «abusivo» el número de sillas y mesas que en muchas aceras estrechas obligan a andar a los peatones prácticamente en fila india.

En otras zonas, los veladores se han extendido de forma indiscriminada por los paseos más anchos y las calles más estrechas. «Cuanto más ancha es la calle, más mesas hay», se quejan los vecinos del Actur.

Ante la saturación de veladores en sus aceras, los vecinos presentaron el pasado mes de mayo una instancia en la Junta de Distrito para que hubiese un mayor control. Sin embargo, según las mismas fuentes, hasta el momento en las terrazas todo sigue igual.

La invasión no sólo es responsabilidad de los propietarios. «Hay mucha gente que, en lugar de sentarse cuatro personas por mesa se sientan hasta ocho y eso provoca que el velador ocupe un mayor espacio», explicaban vecinos del Actur.

Y el problema se agudiza. Cada año son más los hosteleros que solicitan su espacio para una terraza. En 2006 se han concedido unas 950 licencias, casi 150 más que el año anterior. El aumento se debe al crecimiento urbanístico de Zaragoza.

Lo que cuestan las terrazas

El precio del permiso: La tasa que los hosteleros deben pagar por la licencia para montar una terraza depende de la calle donde la instalen y del número de veladores. Según la Asociación de Veladores de Zaragoza, una licencia puede costar, de media, algo más de 500 euros.

Contra la publicidad: El coste de la licencia para las terrazas incrementa su precio si las mesas y las sillas llevan publicidad. Con esta medida, el Ayuntamiento de Zaragoza intenta evitar que los veladores rompan la estética del mobiliario urbano.

Más caro de lo habitual: Los zaragozanos tiene casi 950 terrazas para elegir. Tomar un refresco en un velador aumenta el precio de la consumición. Sin embargo, no acostumbra a variar entre 20 o 30 céntimos de la tarifa aplicada en el interior del local.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento