400 años en clausura

Entre los muros, las monjas de la Sangre celebran mañana cuatro siglos en su convento.
Las religiosas de la Sangre en plena oración.(F. González)
Las religiosas de la Sangre en plena oración.(F. González)
Han pasado 400 años desde que se fundó el Convento de la Sangre de Cristo. Las diez religiosas que habitan dentro de estos muros en pleno centro de Alicante, que cumplen su voto de silencio con total rigurosidad y una estricta clausura, festejarán mañana un singular cumpleaños.

A pesar de la crisis de vocaciones, la madre superiora, Corazón de María, y el párroco de San Nicolás, Ramón Egio, invitan a celebrar este aniversario en un triduo (ejercicios espirituales), con el arcipreste Manuel Soto, y una misa mañana a las 20 horas con el obispo de Alicante, Rafael Palmero.

Una antigua devoción En el siglo XVII, una cofradía que honraba a la Sangre de Cristo cedió sus posesiones para que albergaran el convento, y el día 16 de julio de 1606 llegaron las primeras hermanas, que provenían de Valencia. Dos días después fundaron la orden. Las imágenes veneradas aún hoy son el Ecce Homo y la Soledad llamada La Marinera.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento