Entre 7.500 estudiantes universitarios, según la Guardia Urbana, y 25.000, según los organizadores, se han manifestado pacíficamente este jueves en Barcelona en protesta por los aumentos de las tasas académicas y los recortes presupuestarios.

La manifestación, que ha comenzado a las 12.50 horas en la plaza Universitat, ha estado encabezada por los miembros de la Plataforma Unitaria en Defensa de la Universidad Pública (PUDUP), que portaban una pancarta con el lema: Ni subida de tasas ni despidos. Salvemos la universidad pública.

Los estudiantes han salido de la plaza Universitat para pedir la "congelación de los precios de matrícula", así como la rebaja a las familias que están sufriendo los efectos de la crisis. Los manifestantes también piden la liberación de los tres estudiantes encarcelados durante la huelga general, así como de activistas sociales también en prisión.

La manifestación ha finalizado en el campus de la Ciutadella de la Universidad Pompeu Fabra, cercano al hotel Arts, el hotel de lujo en el que se celebra la reunión del BCE.

Después, el centenar de estudiantes que han continuado la protesta por el centro de Barcelona, rodeados de un cordón policial, se han disuelto pasadas las 15.30 horas en la plaza Universitat, donde los Mossos han identificado a una persona, que ha sido acusada de protagonizar disturbios el día de la huelga general del 29-M.

La portavoz de la PUDUP, Gisela Camarero, ha explicado al comenzar la manifestación que la huelga convocada en las universidades catalanas es en "contra del incremento de las tasas universitarias en un 66 % en primera matrícula, lo que supondrá la elitización de la universidad pública y la exclusión de los que no la podrán pagar". Según Camarero, la subida prevista por la Generalitat representará entre 660 y 900 euros en el precio de la matrícula. En las puertas de todas las facultades universitarias se han instalado hoy piquetes informativos y algunos alumnos han decidido hacer clases en la calle.

Corte de carreteras

Estudiantes de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) han cortado entre las 8.10  y las 8.30 horas de este jueves la autopista AP-7 y el lateral (B-30).

Vagos, id al aula a estudiarEl corte ha provocado la ira de algunos conductores, que se han enfrentado verbalmente con los alumnos. Muchos de ellos han increpado a los estudiantes y les han reclamado que tomen otras medidas de protesta que no afecten a los centenares de trabajadores que, una mañana más, han llegado tarde al trabajo."Vagos, id al aula a estudiar", han gritado algunos de los afectados.

Otro grupo de conductores que circulaba en sentido Girona se ha bajado de los coches y se ha dirigido hasta el punto del corte donde se han enfrentado verbalmente con los estudiantes. Les recriminaban su medida de protesta y el hecho de que se escondieran detrás una máscara para no ser identificados por la policía: "Cobardes, dad la cara", gritaban los conductores. Como en otras ocasiones, también ha quedado afectada la circulación de los Ferrocarriles de la Generalitat, que no paran en la Autónoma.

Pese al Estado policial, saldremos a la calleTras el corte a la autopista, los manifestantes han continuado la protesta dentro del campus universitario. Como en otras ocasiones se han bloqueado los accesos y los piquetes se han distribuido por las diferentes facultades. La portavoz del sindicato de estudiantes, María García, ha detallado que con la protesta se pretende visualizar el descontento de los estudiantes con el aumento de las tasas universitarias. Según Garcia, esta medida "sólo aumenta la precariedad de la universidad" y "limita el acceso a la universidad a los estudiantes con familias de rentas más bajas".

Cortan la Diagonal

Un centenar de estudiantes —según la Guardia Urbana— han cortado el tráfico a su paso en la avenida Diagonal de Barcelona. La marcha se ha iniciado a la altura de la plaza Pius XII cerca de la zona universitaria, si bien la afectación del tráfico ha sido "mínima" y a las 11.00 horas el grupo de estudiantes había llegado a la plaza Francesc Macià.

Bajo el lema Contra el aumento de tasas y los despidos, el disparo de salida de la protesta contra los recortes del Gobierno y la Generalitat ha tenido lugar a las 12.50 horas en plaza Universitat. Fuentes de la Plataforma Unitaria en Defensa de la Universidad Pública (Pudup), han explicado que prevén que la protesta será tranquila: "Pese al Estado policial, saldremos a la calle".

Cierran la UPF

La Universitat Pompeu Fabra (UPF) ha cerrado el Campus de Ciutadella a partir de las 13.00 horas para prevenir altercados al final de la manifestación. La medida se ha tomado en coordinación con las fuerzas del orden que velan por la seguridad de la reunión del BCE, cerca de este campus. De esta forma, la universidad ha invitado a los estudiantes a salir de las instalaciones del centro con el debido orden y con el fin de vaciar el centro de estudiantes.

Son numerosos los sindicatos y organizaciones que han manifestado su apoyo a la protesta, muy especialmente los sindicatos de profesores de Primaria y Secundaria CC.OO., UGT, USTEC·STEs y CGT, que también se ven afectados por los recortes presupuestarios, así como sindicatos de estudiantes como la Asociación de Jóvenes Estudiantes de Catalunya (Ajec). Asimismo, el comité de empresa del personal docente e investigador de la UAB llamó a adherirse a la protesta en respuesta a la "estrategia de represión promovida desde la Generalitat y desde el Estado".

Esta protesta se ha celebrado precisamente el día en que Barcelona acoge una reunión del Banco Central Europeo (BCE), y que ha implicado la suspensión temporal del tratado de Schengen y el refuerzo de la seguridad, con una dotación de 8.000 agentes entre Mossos d'Esquadra, Guardias Civiles y Policías Nacionales.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.