Papa colón
Juan Pablo II durante la misa que presidió en la Plaza de Colón en el 2003. (Foto: EFE/archivo) EFE
PRIMER VIAJE - 10 DÍAS EN ESPAÑA

La primera vez que Juan Pablo II visitó nuestro país fue en
1982. Su visita tuvo lugar del día 31 de octubre al 9 de noviembre y fue el viaje más largo de los que realizaría posteriormente. Tras visitar Ávila y la localidad salmantina de Alba de Tormes, celebró una misa en el Paseo de la Castellana en Madrid que se convertiría en el acto más multitudinario en la historia de la capital.

Estuvo en Guadalupe, Toledo y Segovia. En Sevilla, beatificó a Sor Angela de la Cruz, fundadora de las Hermanitas de los Pobres. En Loyola y en el Pilar de Zaragoza, en Barcelona y en Valencia. Su viaje concluyó en Santiago de Compostela.

SEGUNDO VIAJE - BREVE ESCALA

La segunda visita se produjo en 1984, el 10 de octubre. Ese día, por la tarde, Juan Pablo II llegó a Zaragoza, primera escala de su viaje por Hispanoamérica. En la Basílica del Pilar leyó un mensaje dirigido a familiares de misioneros españoles en Latinoamérica y en un acto litúrgico se dirigió a los fieles en el barrio de Actur.

Poco después continuaba su viaje hacia la República Dominicana. En esta ocasión, sólo estuvo en España cinco horas.

TERCER VIAJE - EL PAPA PEREGRINO

Del 19 al 21 de agosto de 1989 el Pontífice llegó a nuestro país como peregrino. En Santiago de Compostela, en el Monte do Gozo presidió la IV Jornada Mundial de la Juventud. Recorrió a pie un trecho del Camino de Santiago, en una peregrinación simbólica, después de lo cual visitó la catedral compostelana donde rezó ante las reliquias del Apostol Santiago.

Desde Santiago, se trasladó a Asturias. Tras visitar Oviedo estuvo acompañado en Covadonga por el Príncipe de Asturias. Antes de regresar a Roma, visitó los lagos y Cangas de Onís.

CUARTO VIAJE - DE ANDALUCÍA A MADRID

Esta cuarta visita se produjo los días del 12 al 17 de junio de 1993. En su viaje recorrió diversos puntos de la geografía andaluza. En Sevilla visitó la catedral; en Huelva, los lugares colombinos y el santuario del Rocío, y en el Monasterio de la Rábida corona a la Virgen de los Milagros. También rezó en la parroquia de Palos de la Frontera.

Después se trasladó a Madrid. Era su segunda visita a la capital consagró la catedral de la Almudena. Antes de finalizar su viaje, presidió una multitudinaria celebración en la plaza de Colón donde canonizó a Enrique Ossó, fundador de la compañía de Santa Teresa de Jesús.

SUS DOS ÚLTIMOS DÍAS EN ESPAÑA

La quinta visita fue de apenas dos días de duración, el 3 y 4 de mayo de 2003. Sólo viajó a Madrid, donde le recibieron más de un millón de personas. Se reunió con cerca de un millón de jóvenes en la base aérea de Cuatro Vientos y proclamó cinco nuevos santos españoles.