Bolsa de Madrid
Paneles de la Bolsa de Madrid que reflejan la evolución de los valores que componen el IBEX 35, principal indicador del mercado español. EFE/Chema Moya

La falta de claridad del Banco Central Europeo respecto a la política monetaria que aplicará a corto plazo ha limitado este jueves las ganancias de la Bolsa española, que ha cerrado la sesión con una subida del 0,29%.

Con la prima de riesgo en 417 puntos básicos, el índice de referencia del mercado nacional, el IBEX 35, ha avanzado 20 puntos, hasta 6.851,90 puntos. Las pérdidas anuales quedan en el 20,01%. Las palabras del presidente del BCE, Mario Draghi, no han animado a los inversores, a la espera de ver qué hace el Gobierno español para resolver las dudas sobre el sistema financiero.

De los grandes valores BBVA cedió un 1,07% y Santander sólo logró ganar un 0,35%. Popular, que perdió un 2,38%, se anotó el mayor recorte de la sesión. Caixabank (-1,91%) y Sabadell (-1,91%) se colocaron como cuarto y quinto valores que más se dejaron.

Las subidas del 0,98% en los títulos de Repsol y del 2,25% en los de Inditex sirvieron al Ibex para mantener las ganancias y establecerse en los 6.851,9 enteros. También ayudó ACS, que ganó un 2,21%. En el mercado continuo, lideró las ganancias Banco de Valencia al subir el 16,67%, mientras que Nicolás Correa comandó las pérdidas al caer el 7,51%.

Jornada irregular en Europa

La bolsa española iniciaba la jornada con ganancias moderadas que se apoyaban en el resultado neutro de Wall Street en la víspera y que ignoraban la reunión del Ecofín -reunión de los ministros de Economía de la UE-, que acababa sin medidas precisas sobre los requerimientos de capital que se exigirán a la banca.

La jornada bursátil ha venido marcada por dos acontecimientos. El primero de ellos, la subasta del Tesoro Público, la primera tras la rebaja aplicada por la agencia de medición de riesgos Standard & Poor's a España, en la que el Estado ha logrado colocar 2.516 millones en bonos al interés más alto desde diciembre.

El segundo, la reunión del BCE, tras la cual su predidente Mario Draghi ha anunciado que la entidad mantiene los tipos de interés en el 1%, además de otro anuncio -importante para España- que es que no dará barra libre de liquidez.

La negativa a aclarar su postura sobre las nuevas medidas de expansión monetaria para fomentar el crecimiento económico cercenó la subida de la bolsa. El euro, por su parte, abrió este jueves a la baja en el mercado de divisas de Fráncfort y se cambiaba a 1,3143 dólares, en tanto que el barril del crudo Brent para entrega en junio cotizaba a 118,34 dólares, 0,14 más que al cierre de la jornada anterior.

Otros mercados europeos han terminado la sesión de forma irregular: París cerró con una leve baja del 0,09 %, y su principal indicador, el CAC-40, se situó en 3.223,36 puntos; Londres cerró al alza y su índice principal, el FTSE-100, ganó 8,44 puntos, un 0,15%, hasta los 5.766,55 enteros; la Bolsa de Fráncfort cerró a la baja y su índice DAX 30 perdió un 0,24% para situarse en 6.694,44 puntos.