Moda
Un vestido de la diseñadora Amaya Arzuaga.

Un talentoso diseñador guipuzcoano se vio forzado a cerrar sus tiendas en 1936, cuando estalló la Guerra Civil española. Decidió emprender una aventura: trasladarse a la mismísima capital de la moda, y en 1937 abrió su taller en París. Veni, vidi, vici. Cristóbal Balenciaga demostró que hay que cruzar fronteras para labrarse un nombre en el mundo de la moda, y hoy muchos diseñadores, bien acuciados por la crisis, bien siguiendo una tendencia natural por darse a conocer más allá de la tierra patria, se aventuran en pasarelas foráneas.

El leridano Custo Dalmau fue uno de los pioneros en cruzar el charco e instalarse en Nueva York, donde participa cada año en la Semana de la Moda. Ahora, otros también emigran a escaparates más prestigiosos como París. Es el caso de la burgalesa Amaya Arzuaga.

Además, se dan otros casos: el alicantino Emilio de la Morena, asentado en Londres hace muchos años, decidió crear allí su propia firma. Y hay otros caminos de promoción en el extranjero, como la exposición 20 trajes para Rusia. Diseñadores dialogan con la literatura, en la que han participado 20 grandes firmas españolas (Devota & Lomba, Roberto Verino, Victorio & Lucchino o Jesús del Pozo, entre otros) y que ha recorrido durante varios años ciudades como Tokio, Pekín, Estambul, Milán, Bruselas o Budapest.

Sea cual sea la forma, muchos se esfuerzan por dar el gran salto en cuatro grandes capitales:

Nueva York

Semana de la Moda. Custo Dalmau celebró en septiembre de 2011 los 15 años de su debut en la New York Fashion Week. En 2010, el malagueño David Delfín y la valenciana Elisa Palomino también desfilaron en esta pasarela.  

FIT. También en 2010 José Miró participó en una ponencia en el Fashion Institute of Technology (FIT) de Nueva York. El mes pasado,  David Delfín intervino en una conferencia sobre Almodóvar y la moda.

Couture Fashion Week. En febrero de este año, la diseñadora de moda nupcial Isabel Zapardiez presentaba su colección en la Couture Fashion Week de Nueva York, uno de los eventos que se celebran en la ciudad enmarcados en la Semana de la Moda de Nueva York.

Londres

Semana de la Moda. Nacido en Alicante y afincado en Londres desde hace muchos años, Emilio de la Morena es casi un veterano en esta pasarela, en la que debutó en 2007. En ella se mueve como pez en el agua para su firma nacida en Inglaterra y no tiene deseos de probar en otras. Nunca ha pasado por Madrid ni Barcelona.

El pasado febrero, otra española se unió a Emilio en la London Fashion Week: Elisa Palomino, que debutó en Nueva York y que ahora tiene sus miras puestas en esta pasarela.

París

Semana de la Moda. El pasado marzo, Amaya Arzuaga cumplió su cuarta edición en la pasarela del prêt-à-porter, codeándose con firmas como Christian Dior o Louis Vuitton, desde que fuera admitida en el prestigioso sindicato de la Semaine des Créateurs. El Grand Palais parisino fue uno de los escenarios de sus colecciones.

Otras ferias. En la actualidad, diseñadores habituales de la Semana de la Moda de Madrid como Ailanto, Lydia Delgado, Miriam Ocariz, Kina Fernández o Ángel Schlesser tienen la oportunidad de poner a la venta sus colecciones en las ferias de imagen que se desarrollan paralelamente a la Semaine des Créateurs de París, principal escaparate para los compradores inter- nacionales de moda. Se trata de una iniciativa que la Asociación Creadores de Moda de España (Acme) pone a disposición de cualquier diseñador, pertenezca a su asociación o no.

Moscú

CPM. Hace menos de dos meses se celebró la décima octava edición de la feria de moda Collection Première Moscow (CPM), la mayor feria de moda de Europa del Este. Allí viajaron diseñadores como Sita Murt, Custo Barcelona, Ágatha Ruiz de la Prada y Piluca Barrero, entre otros, gracias a una iniciativa del Año de España en Rusia. Para su próxima edición, en septiembre, ya se ha confirmado la presencia de 36 firmas españolas.

Emilio de la Morena

Un diseñador atípico. Nacido en Alicante, Emilio de la Morena es distinto a otros creadores de la moda: estudió Económicas en Escocia y Alemania y, tras trabajar durante años como asesor en Londres, decidió que eso no le hacía feliz y encontró su vocación tardía en el diseño. Estudió en la prestigiosa universidad de arte Saint Martins y trabajó con el creador Jonathan Saunders antes de inaugurar su propia firma. Celebridades como Leighton Meester, Gwyneth Paltrow y Lana del Rey han vestido sus diseños.

"Londres es la ciudad correcta para empezar un negocio de moda, ofrece muchísimas posibilidades, la suya es una semana de la moda de lo nuevo y lo fresco", asegura. Es fiel a esa pasarela desde 2007.

"Yo siempre miro a España, me parece una fuente de inspiración increíble, con una gran riqueza. A veces es la nostalgia", admite. En su última colección introdujo elementos de trajes del siglo XIX de Salamanca y Navarra. También dedicó una colección de estudio a los trajes de luces y otra a Chillida.