El nuevo entrenador inglés despotrica en privado contra las mujeres de los jugadores de la selección

No las quiere en el futuro en los entrenamientos, ni tampoco en las concentraciones, y a ser posible tampoco en los partidos. Steve Mc Laren ha sacado "tarjeta rosa” a las esposas y novias del equipo nacional británico por su comportamiento durante el mundial.
Victoria Beckham presenciando un partido en el Mundial ©Korpa
Victoria Beckham presenciando un partido en el Mundial ©Korpa
Korpa

Según declaraciones a la prensa británica que recoge Deutsche Wellle.com, Mc Lar en, el repuesto de Eriksson tras el mundial considera que las maratonianas jornadas de compras de las mujeres de los futbolistas fueron un elemento de distracción decisivo para sus maridos, aunque ellos no las acompañaran.

Una fuente cercana ala Asociación de Fútbol Británico ha manifestado al Sunday Telegraph: “Las esposas y novias de los futbolistas dieron mucho que hablar con sus vestidos de diseño, su bronceado, sus extensiones de pelo y sus lingotazos en los bares. Steve piensa que se pasaron un poco y ello pudo afectar al comportamiento de la selección”.

Otras inglesas mejor consideradas

Semejantes afirmaciones han sido consideradas machistas. Resulta muy fácil echar la culpa a las mujeres por lo que no hicieron sus maridos en el terreno de juego. La capitana en el equipo de marcha, como se recordará, fue Victoria Beckham. Todo el mundo la recuerda en los partidos vestida con unos minishorts, rodeada de hooligans y clavándose las uñas en las piernas cada vez que le hacían una entrada a su marido. Con ella, dos defensas de primera, la novia de Wayne Rooney, Collen Mc Loughlin; Carly Zucker, prometida de Joe Cole , la compañera de Frank Lampard, Elen Rives y una delantera de primera, Cheryl Tweed, cantante pop como victoria y compañera sentimental de Ashley Cole. Todas ellas, cual equipo visa de primera, gastando miles de euros en las tiendas de Baden Baden y causaron sensación durante sus paseos por la ciudad.

Dicen que Victoria y sus amigas se fueron con pena de Alemania, y no sólo porque el equipo de su país había sido eliminado, sino también porque han disfrutado como adolescentes desmelenadas durante los primeros días.

Algunas compatriotas suyas sí se quedaron hasta el final: es el caso de la modelo inglesa Nicole Ferry, esposa de Thierry Henry, y la esposa de Patrick Vieira, Cheryl. Pero sin lugar a dudas, la inglesa que más satisfecha ha quedado de todas tras su paso por Alemania, ha sido Monica Romano, la esposa del centrocampista Rino Gattuso que, pese a su apellido es oriunda de Glasgow.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento