El aeropuerto internacional Rafic Hariri de Beirut, atacado
El aeropuerto internacional Rafic Hariri de Beirut ha sido atacado por aviones israelíes. (Mohamed Azakir / Reuters) Mohamed Azakir / Reuters
El líder del grupo chií Hezbolá, Hasán Nasralá, anunció el viernes una "guerra abierta" contra Israel y prometió bombardear todos los objetivos a su alcance en el Estado judío "sea Haifa u otras" ciudades.

 

En un mensaje transmitido por la televisión Al Manar, propiedad de Hezbolá, su líder condenó enérgicamente los ataques israelíes contra Líbano, y reiteró, dirigiéndose al pueblo israelí, que los libaneses "no seremos los únicos que pagan el precio, vosotros también".

Nasralá afirmó también que su grupo ha atacado y dañado una fragata de la Marina israelí que se encontraba frente a la costa mediterránea libanesa, si bien el dato no ha sido aún confirmado por otras fuentes.

Ileso

Esta declaración se produjo después de que la fuerza aérea israelí bombardease los suburbios del sur de Beirut, el bastión de Hezbolá, ataque del que Nasrala salió ileso pero que destruyó el edificio donde reside.

En el mismo edificio está también la sede de la Secretaría General de Hezbolá, en el barrio Jared Hreik, donde se ubica la embajada de Irán.  

Los libaneses no seremos los únicos que pagan el precio

Además, Israel ha bombardeado numerosas instalaciones vitales para el país.

De  hecho, el viernes atacó por cuarta vez el aeropuerto internacional Rafic Hariri de Beirut, bombardeó la carretera que une Beirut con Damasco, el puente de Sultán Ibrahim, una central eléctrica y varias reservas de combustible.

En total, son ya 61 los muertos -según la televisión libanesa- causados por la ofensiva de Israel en Líbano para forzar la liberación de los dos soldados secuestrados por Hezbolá, al tiempo que dos israelíes fallecieron y unos 60 resultaron heridos en los bombardeos de Hezbolá contra el norte de Israel, donde cayeron durante la jornada un centenar de cohetes katiusha.

El papel de la ONU

El Gobierno de Beirut instó el viernes al Consejo de Seguridad de la ONU a que actúe para establecer un alto el fuego y poner fin al bloqueo aéreo y marítimo impuesto al Líbano por Israel.

En una reunión abierta, con carácter urgente, los miembros del Consejo debatieron la situación en el Líbano tras la captura de dos soldados israelíes por parte de las milicias de Hezbolá y los bombardeos de Israel contra infraestructuras civiles libanesas.

En la sesión, los quince miembros del Consejo expresan su apoyo a la misión política enviada a la región por el secretario general, Kofi Annan, para resolver la crisis.

Las acciones de Israel son agresiones que violan todas las convenciones internacionales

 Durante la reunión, el embajador del Líbano ante la ONU, Nouhad Mahmoud, calificó las acciones de Israel de "agresiones que violan todas las resoluciones, leyes y convenciones internacionales", y desvinculó a su país de los ataques de las guerrillas de Hezbolá.

Para frenar la escalada de violencia, instó al Consejo de Seguridad a que tome una decisión "clara" que permita "establecer un alto el fuego y acabar el bloquea aéreo y marítimo impuesto al Líbano".

Recordó que Israel ha hecho caso omiso a las peticiones del Gobierno libanés de negociar por medio de la ONU y otras partes implicadas la búsqueda de una salida a la crisis.

Las condiciones de Olmert 

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, ha puesto tres condiciones para que acaben los ataques israelíes sobre Líbano.

La primera de ellas es que Hezbolá devuelva los dos soldados secuestrados y la segunda, que cese el lanzamiento de cohetes contra poblaciones del norte de Israel.

Por último, exige la aplicación de la resolución 1559 de la ONU que insta al desarme de Hezbolá y al despliegue de las fuerzas regulares libanesas en la frontera con Israel.

En lo que respecta a las reacciones internacionales, el Vaticano afirmó que "deplora" el ataque de Israel sobre el Líbano , pero lo enmarca dentro del derecho de todos los Estados a defenderse.

Israel: dos frentes abiertos

  • Líbano : las tropas del Ejército tienen la misión de localizar a cualquier precio a los soldados hechos prisioneros.
  • Gaza: Aviones del Ejército israelí bombardearon esta madrugada las oficinas de cinco diputados de Hamás en el norte de la franja de Gaza, destruyendo con un misil un edificio de cuatro plantas del campo de refugiados de Yabalia, aunque no se registraron heridos.

30 años de ofensivas

Vídeos

La semilla del odio