El azulejo más escondido de Triana

Es de principios del S. XX. Lo diseñó el catedrático Murillo Herrera para la farmacia de su hermano.
María Luisa Murillo, propietaria de la farmacia, muestra la fotografía que hoy sustituye al mural cerámico(Aníbal González).
María Luisa Murillo, propietaria de la farmacia, muestra la fotografía que hoy sustituye al mural cerámico(Aníbal González).
Si entra a por una simple aspirina o unas tiritas, reconocerá tesoros del siglo xix. El más preciado es un mural cerámico de principios del s. xx. Con el dios Teseo a un lado y Esculapio al otro, con los colores típicos de la cerámica del barrio –azul añil, amarillo o verde– fue diseñado por Francisco Murillo Herrera, catedrático de Bellas Artes de la Universidad de Sevilla y hermano del fundador de esta farmacia llena de historia. El local, ubicado en el nº 12 del Altozano, en Triana, abrió en 1913, aunque la farmacia Laboratorios Teseo se fundó en 1869.El maestro encargó los dibujos de este gran azulejo a uno de los mejores pintores ceramistas de la época, Vigil Escalera y Díaz.

Desde agosto del año pasado, el mosaico ha sido sustituido por una fotografía que servirá de guía para su posterior colocación.

Lo retiraron  para su restauración tras desprenderse algunos azulejos cuando una vecina hizo obras en su casa, con la buena suerte de que ninguno se rompió. «Es la primera vez que se lo llevan para arreglarlo», dice María Luisa Murillo, actual propietaria de la farmacia y nieta del fundador. También, la encargada de custodiar esta joya familiar.

Concurso abierto

Ahora, la Gerencia de Urbanismo va a contratar a una empresa para que realice el proyecto básico de ejecución y restauración de este mural. Invertirán casi 41.500 euros. El restaurador tendrá un plazo de 12 semanas para terminarlo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento