Sus usuarios pueden conectarse entre ellos desde ayer a través de un servicio en pruebas en casi 20 países, entre ellos España. Esta conexión –la primera de su género alcanzada entre las dos compañías mundiales líderes en este servicio en Internet– supone la creación de la mayor comunidad de usuarios de Messenger del mundo, que asciende a 350 millones de cuentas. Para activar la prestación, los usuarios de ambos servicios deben descargar una aplicación que les aparece al conectarse a ellos. En el futuro, también se podrán conectar los servicios de voz de ordenador a ordenador entre las dos plataformas.