Oreja
Imagen de una oreja. WIKIPEDIA

Las orejas de soplillo pueden corregirse sin una intervención quirúrgica. O eso pretenden en la Universidad de Alicante. Un grupo de investigadores ha desarrollado un adhesivo para evitar que las orejas sobresalgan exageradamente en aquellas personas que tienen este problema, según informa La verdad.

En colaboración con la empresa DisRas, el grupo de Adhesión y Adhesivos de la Universidad alicantina ha buscado solucionar la incomodidad de las orejas despegadas. Todo ello a través de una prótesis de silicona transparente y prácticamente invisible, que actúa como corrector estético, y que se fija entre la cabeza y la oreja.

Hasta el momento, la única forma de atenuar las orejas de soplillo era una operación, la otoplastia, que no está recomendada para menores de 18 años, y que puede traer consecuencias incómodas, tales como una recuperación lenta y molesta.

Entre las ventajas que ofrece este adhesivo hipoalergénico, están la comodidad y su efecto insivible. Además, también puede ayudar a aquellos que no se pueden someter a la operación por varias cuestiones, como la ya mencionada edad o las condiciones de su cartílago.

Las orejas de soplillo afectan al 5% de la población, y suele provocar que los niños que lo padecen sean objeto de burlas y chanzas por esta condición, lo que obliga a los médicos, en muchas ocasiones, a operarles ante la insistencia de sus padres, debido a los problemas psicológicos que afrontan estos menores.

Consulta aquí más noticias de Alicante.