Sobre el hecho de que ese posible acuerdo de gobierno entre PSOE e IULV-CA pudiera llevar aparejado que la presidencia de la FAMP recayera en un representante de Izquierda Unida, Toscano ha manifestado que él no conoce oficialmente nada al respecto, pero que tiene claro que si su partido le pide que dé un "paso atrás" porque con ello se contribuye a la estabilidad del nuevo Gobierno andaluz, no pondrá "ningún obstáculo".

"Sin duda, lo más importante en este momento es la estabilidad del Gobierno andaluz y yo estará a lo que me pidan", según ha manifestado el actual presidente de la FAMP.

Ha recordado que el único compromiso que él tiene en este momento es con la petición que en su día le hizo el secretario general del PSOE-A y presidente de la Junta en funciones, José Antonio Griñán, de que optara a la reelección como presidente de la FAMP, pero que si ahora "las circunstancias cambian y lo que se busca es contribuir a la gobernabilidad de la comunidad autónoma, no voy a ser obstáculo de nada".

Asimismo, Francisco Toscano ha señalado que con el escenario actual entiende que deben reforzarse a nivel municipal los lazos entre PSOE-A e IULV-CA "sin prejuzgar cómo deben ser esos acuerdos".

"Soy el primero en entender que el escenario tras las elecciones del 25 de marzo es totalmente distinto al que había con anterioridad y tengo claro que no voy a ser obstáculo de nada", ha recalcado el actual presidente de la FAMP.

Respecto al desarrollo de las negociaciones entre PSOE-A e IULV-CA, que ya han dado como fruto un acuerdo programático, Toscano ha estimado que ambas formaciones están interpretando muy bien el sentimiento que los ciudadanos expresaron el 25 de marzo en las urnas y que, sin duda, lo más importante es lograr la estabilidad en la comunidad.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.