La baliza en la curva del metro de Valencia se pidió hace 10 meses

Un acta demuestra que los sindicatos reclamaron más balizas en curvas de la Línea 1. De haber sido así, el tren se habría frenado.
El accidente de metro que segó 42 vidas el 3 de julio se hubiera evitado de haberse ejecutado una petición que hicieron los sindicatos a la dirección de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV). En el punto tres de un acta del Comité de Seguridad de FGV fechada el 22 de septiembre de 2005, los sindicatos indicaron la necesidad de instalar balizas antes de cada señal de precaución de la Línea 1, según denunció ayer la diputada socialista Josefa Andrés en Les Corts.

Estas balizas son las que hacen que funcione el sistema de Frenado Automático Puntual (FAP) que está instalado en la Línea 1, y hacen que el convoy se detenga si previamente ha rebasado una velocidad máxima permitida.

Actualmente sólo existen estas balizas antes de cada estación y de los pasos a nivel. De haber estado antes de la curva del accidente, el tren nunca hubiera alcanzado los 80 km/h que lo hicieron descarrilar. El sindicato UGT confirmó ayer la petición, que cursaron a raíz del accidente de Picanya el 9 de septiembre de 2005.

Por su parte, FGV dice que sólo se pidieron balizas antes de las señales luminosas, que no es el caso de la curva del fatal accidente.

Además, Josefa Andrés informó de que el sistema de comunicación entre el tren y el puesto de mando, llamado tren-tierra, no funcionaba. En su lugar dieron móviles a los maquinistas.

El conseller de Infraestructuras, José Ramón García Antón, negó ayer la petición de balizas e recordó las inversiones: «los 90 pasos a nivel suprimidos, los 76 km de vías renovados y las 14 nuevas unidades que llegarán a principios de 2007».

Y también ayer, unos 100 trabajadores de FGV se manifestaron para pedir «respeto para el maquinista que falleció y más medios, porque el accidente se podía haber evitado», explicaron.

Últimas palabras del maquinista

Les Corts Valencianes crearán hoy una comisión de investigación con el objetivo de esclarecer todos los detalles del accidente de la Línea 1, según acordaron ayer los grupos popular, socialista y L’Entesa. El portavoz de los populares, Serafín Castellano, propuso, incluso, que la comisión trabaje «sábados y domingos, todos los días que haga falta» para esclarecer el suceso. En esta comisión, el PSOE pedirá acceso a una cinta del sistema de megafonía, que graba las conversaciones del conductor en la cabina. El contenido de esa grabación no se ha hecho público.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento