2009 será el año de las vacas gordas para Málaga. Si no hay contratiempos, estará en servicio un Metro moderno, la autopista de peaje de Las Pedrizas y la segunda ronda oeste, según garantizó ayer por primera vez la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez.

La llamada hiperronda, de 21,3 kilómetros, entre el Palacio de Congresos de Torremolinos y la presa de El Limonero, se construirá en 34 meses. Sus obras arrancarán en el primer trimestre de 2007. Este mismo mes se aprobará el proyecto de los cuatro tramos en los que se ha dividido su ejecución. Después de un año en redacción, fue ayer cuando Fomento soltó prenda sobre los detalles de la autovía. Lo más significativo: el 70% de su recorrido tendrá tres carriles por sentido, aunque se dejará espacio en la mediana para ampliarlo a cuatro. Esto supone una mejora sobre el proyecto inicial, que preveía tres para el 43% del trazado.

Ahora sólo contará con dos el último tramo (ver gráfico) entre la carretera de Almogía y Las Pedrizas, debido a que sus 6,5 kilómetros soportarán menos tráfico, según Fomento. Aun así, se podrá ensanchar en el futuro.

Otros detalles

Primer tramo: Entre la AP-7 y la carretera de Cártama. En su trazado se construirá un túnel en Churriana.

Segundo: Tendrá un viaducto para salvar el río Guadalhorce y un paso bajo el acueducto del puente del Rey.

Tercero: Contará con un enlace con la autovía del Guadalhorce (A-357), que será el principal acceso a la capital.

Cuarto: Uno de los más costosos: serán necesarios siete viaductos al discurrir por un terreno más movido.

Coste: 522 millones de euros, casi el doble de lo previsto. Se instalarán pantallas antirruido donde haya edificios y urbanizaciones próximos.

El largo viaje de la segunda ronda

Esperada y necesaria, la hiperronda ha sufrido un camino tortuoso para llegar aquí: faltan meses para que comiencen sus obras. Pendiente desde 1996, en época del PP, ha pasado años de bloqueo y un breve retraso cuando Álvarez tomó el mando de Fomento y desligó su financiación de la construcción de la autopista de peaje de Las Pedrizas. El alcalde, Francisco de la Torre, no dudó en calificar de «error» su separación, aunque el gran impulso ha llegado con la malagueña como ministra, que ha puesto su mano en otras siete obras para mejorar la movilidad. Pero será la nueva circunvalación la emblemática: en 2009 quitará entre un 30 y 40% del tráfico de ambas rondas con un ahorro de 12 minutos al día. Con atasco, puede superar la hora.