Visita del Papa a Valencia
El Papa Benedicto XVI saluda al presidente del Gobierno (Efe) Efe

"Problemas no faltan (en las relaciones entre España y la Iglesia) y esperemos encontrar la solución", dijo el Papa Benedicto XVI en Valencia al presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, revelaron este lunes altas fuentes vaticanas.

Zapatero defendió ante el Papa el matrimonio entre homosexuales y Benedicto XVI se lo rebatió
Las fuentes afirmaron que Rodríguez Zapatero defendió ante el Papa, en su conversación celebrada en la ciudad española, el
matrimonio entre homosexuales y Benedicto XVI se lo rebatió con una argumentación "antropológica de derecho natural".

Al encuentro, celebrado en la tarde del pasado sábado en el palacio arzobispal de Valencia, el jefe del Gobierno español acudió acompañado por su esposa, Sonsoles Espinosa, y la vicepresidenta del gabinete, María Teresa Fernández de la Vega.

Benedicto XVI y Rodríguez Zapatero hablaron a solas durante unos diez minutos.

 Sobre la familia y el matrimonio

Como se esperaba, ya que el Papa acudió a Valencia para el V Encuentro Mundial de la Familia -precisaron las fuentes vaticanas-, el punto principal de la entrevista fue la familia y el matrimonio.

Rodríguez Zapatero defendió ante el Papa la ley de matrimonios entre homosexuales como "un derecho" de esas personas.

La conversación sirvió para repasar diversas cuestiones de actualidad calificadas de "muy importantes" por el Gobierno español, como el futuro de Europa, la familia, la inmigración, la situación en Africa y la paz.

Benedicto XVI, añadieron las fuentes vaticanas, "rebatió" a Rodríguez Zapatero los conceptos sobre las uniones homosexuales "con una lección de antropología, de derecho natural", en la que defendió que no sólo es la Iglesia la que defiende el matrimonio entre un hombre y una mujer, sino que es algo que ya estaba en el derecho natural mucho antes de la llegada de Jesucristo.

Ambiente sereno y cordial

La conversación se desarrolló en un ambiente sereno y cordial, lo que no impidió -subrayaron las fuentes del Vaticano- que el Pontífice expresara "y defendiera con firmeza" las razones que llevan a la Iglesia a proteger la familia basada en el matrimonio entre un hombre y una mujer y rechazar "otros tipos de uniones".

Tras hablar en privado el Papa y Rodríguez Zapatero, se incorporó a la audiencia la vicepresidenta Fernández de la Vega.

Encuentro con Fernández de la Vega

Las fuentes vaticanas precisaron que el Papa "deseaba" conocer a la persona que se encargará de las relaciones Iglesia-Estado.

Benedicto XVI, al saludarla, le dijo sonriendo y con cordialidad: "así que usted es la persona encargada de las relaciones entre el Vaticano y el Gobierno español".

La vicepresidenta, sonriente y mirando al presidente del Gobierno, que estaba entre ambos, dijo que sí y añadió que el líder socialista le había dado instrucciones para "solucionar" todos los temas que comparten la Iglesia y el Estado español, que, afirmó, "son muchos".

Benedicto XVI le respondió: "problemas no nos faltan, esperemos encontrar la solución".

María Teresa Fernández de la Vega, que cuando fue presentada al Papa le dijo que estaba "encantada" de saludarle y en varios momentos éste les dio las gracias, regaló al Papa un ejemplar facsímil del "Libro de horas de Leonor de la Vega".

El obispo de Roma, gratamente sorprendido, exclamó: "sí, que bien", y obsequió a la vicepresidenta con un rosario.

Rodríguez Zapatero explicó al Papa que Leonor era la hermana del poeta del siglo XVI Garcilaso de la Vega.

El encuentro, según lo visto por las imágenes grabadas por la televisión vaticana, fue cordial y distendido.