La industria musical británica dio un paso más en su lucha contra el intercambio de archivos en Internet mediante la petición a dos proveedoras de servicios de que suspendan 59 cuentas que podrían estar usándose para intercambiar canciones protegidas por 'copyright'.

Las discográficas pretenden convencer a las operadoras Cable & Wireless y Tiscali para que se unan a su lucha contra este tipo de actividades.

"Llevamos meses diciendo que es inaceptable que los proveedores de servicios cierren los ojos ante las infracciones del 'copyright' a gran escala", dijo Peter Jamieson, director de la BPI (British Phonographic Industry), en un comunicado.

"Hemos entregado a Tiscali y a C&W pruebas inequívocas de que se están violando derechos de autor a través de sus servicios", añadió.

Jamieson comentó que, por tanto, ahora son las operadoras las que tienen que tomar las medidas oportunas.

C&W ha respondido argumentando que normalmente cualquier cuenta usada para intercambio ilegal se cierra.

Tiscali, por su parte, no ha hecho ninguna declaración hasta el momento.