Esta es la segunda visita del Jefe de Estado al país vecino en 18 meses.

España también va a apoyar con la presencia de ministros de primera línea la celebración en Marruecos de la conferencia ministerial euro-africana.

A la conferencia irán representantantes de la Unión Europea, y se aprobará un plan de acción y una declaración para que Europa estimule el desarrollo del continente a la vez que se mencionará la necesidad de coordinar esfuerzos para luchar contra la inmigración ilegal, según El País.

La conferencia llega en un momento en el que no ceja el intento de africanos en pateras, impulsados por el buen tiempo, por alcanzar las costas canarias en busca de un futuro europeo que les dé un mejor nivel de vida.

El encuentro no tendrá consecuencias prácticas destacables: será un esfuerzo diplomático por sensibilizar a los nuevos miembros de la UE sobre la cuestión de la inmigración irregular, y de mejorar las relaciones a futuro con los representantes africanos.