Disfrutar de marisco de la ría en cualquier parte del mundo es posible gracias a tres empresas gallegas que comercializan productos del mar a través de sus páginas web (www.mariskito.com, www.demarisco.com y www.mariscomarisco.com).

Los productos se entregan preparados y listos para comer. Para conservarlos, emplean cajas de poliestireno expandido que se envían por transporte entre 2 y 6 grados.

En cuanto al tiempo de envío, desde www.mariscomarisco.com aseguran que, si el pedido se realiza antes de las 17 horas, el marisco puede estar en boca del cliente a las 13.30 horas del día siguiente.

Aunque la variedad de productos es amplia, las empresas aseguran que la mayor  parte de los clientes prefieren los variados de marisco, que incluyen langostinos, cigalas, camarones, nécoras y centolla o buey por 88 euros. A este precio se deben añadir los gastos de envío, que varían desde los 12,50 hasta los 40 euros, cuando el cliente está situado en las islas Baleares.

Los clientes más habituales son los de Madrid y Barcelona, aunque también reciben numerosos pedidos de zonas costeras del Mediterráneo y Andalucía.

El pedido puede realizarse tanto por teléfono como por Internet, mientras que el pago debe hacerse efectivo a través de tarjeta de crédito o bien mediante transferencia bancaria que facilita la propia empresa.

También empanada y vinos

Para completar el menú, se ofrecen también otros productos propios de la gastronomía gallega. Así, como entrante, puede disfrutarse de una empanada de berberechos, mejillones, chocos, bonito, zamburiñas, xoubas o carne, por un precio de 16 euros.

Además, la tradicional tarta de Santiago, que oscila entre los 6,90 y los 8,70 euros en función del tamaño. Y para regar todos estos alimentos, nada mejor que un buen vino, cuyo precio varía de los 4,50 a los 10,50 euros la botella.