La Policía Municipal bilbaína ya ha encontrado la fórmula para trasladar las denuncias que incidan en el carné por puntos a la Dirección General de Tráfico (DGT). El cuerpo policial bilbaíno ha resuelto así el problema surgido en otras policías locales españolas, como las de Barcelona, Madrid o Zaragoza, donde un conductor se puede librar todavía de perder puntos del carné.

Según fuentes policiales consultadas, la guardia urbana de Bilbao enviará las denuncias de los conductores, una vez que sean firmes, a través de un CD. A pesar de tener el sistema, se desconoce cada cuánto tiempo enviará la información. La policía recuerda que infracciones como obstruir carriles-bus o circular con menores de 12 años en motos supondrán la pérdida de puntos del carné y una multa municipal.