La colección de cine infinita
Uno de los programas de mano de la extensa colección de Paco Huesca. (Rafa Molina)
Durante toda su vida, Paco Huesca ha coleccionado hasta 50.000 objetos relacionados con la historia del cine en Alicante. Es un cálculo estimativo, porque nadie sabe cuántas piezas conforman este tesoro para cinéfilos.

Cien carteles pintados a mano de Pepe Borja o programas de mano de principios de siglo, que alcanzarían en subasta hasta 2.000 euros, son algunos de los objetos más curiosos de la colección, que «muestran la evolución técnica de las artes plásticas» y son «historia viva de Alicante», afirma.

Fuentes municipales anunciaron recientemente en 20 minutos que este legado se mostrará en una sala de exposiciones tipo museo de cine, en el Portón, un edificio rehabilitado con murallas en el Barrio.

Incluye fotos de Marilyn Monroe, de actores desde los años cuarenta, colecciones de revistas de cine e incluso un libro sobre cine de 1914, que en subasta valdría unos 5.000 euros, según Huesca.

Sin embargo, la colección está aún sin catalogar y Huesca ha pedido al Síndic de Greuges (Defensor del Pueblo valenciano) que investigue dónde estaban sus objetos, que el Ayuntamiento de Alicante custodia desde hace más de cinco años.

Pero después de tanto tiempo almacenada y sin mostrarse al público, es escéptico y se declara «muy dolido y herido».

«No se sabe cuántas cosas hay» 

Pablo Rosser, el director de Patrimonio Histórico Municipal y responsable de la muestra, afirma que Huesca solamente elaboró un listado somero del contenido y que, al no estar catalogada, no se sabe qué pasará con ella. Los objetos están correctamente conservados en almacenes y afirma que él es «el primer interesado en exponerla», pero que hasta que no haya inventario, esto no será posible, porque «no se conoce el número aproximado de objetos».