Comienza el periodo de más calor y el de más peligro para los montes de la provincia. Con la llegada del verano, hasta 45 municipios de Córdoba (casi dos tercios de los 75 que hay) están en riesgo de incendio forestal, según un decreto de prevención de la Junta. Casi todos estos pueblos pertenecen a la comarca de la Sierra Sur y a Sierra Morena.

No obstante, según Ecologistas en Acción, estas zonas de riesgo deberían actualizarse cada cinco años y recoger nuevos municipios si fuera necesario.

La normativa dice que estos espacios están este verano en situación de «riesgo alto» de incendios, como alertan desde el Plan Infoca. Se debe a la gran cantidad de pastizal (elemento altamente combustible) que se ha acumulado en las sierras por las lluvias que se dieron en primavera. Un factor al que hay que unir las altas temperaturas en Córdoba durante el verano y las que auguran para la semana.

Para no tener que lamentar grandes incendios, el Plan Infoca 2006 (en el que trabajan más de 500 efectivos) adelantó su puesta en funcionamiento un mes y está realizando tareas de prevención y limpieza de montes desde marzo.

Una labor que parece estar dando resultados, pues hasta el mes de mayo (últimos datos) se habían producido en la provincia sólo siete incendios, un 80% menos que en el mismo periodo del año pasado, y se habían quemado 2,3 hectáreas, un 95% menos que en 2005.