26 horas históricas
El Papa Benedicto XVI y José Luis Rodríguez Zapatero (Reuters)
Desde el encuentro y saludo de Ratzinger con una representación de las fiestas de las Fallas hasta el saludo (que no beso en la mano) del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a Benedicto. Los niños también han sido protagonistas de este encuentro, sobre todo los de la Familia Real, que estuvieron el sábado casi al completo (faltaba Irene). El calor en la misa del domingo no impidió que muchas monjas se esforzaran por animar el encuentro. Los que acabaron sin ropa, y no por el calor, fueron varios miembros del colectivo Jo no t’Espere, que recorrieron el sábado calles del centro desnudos y en bici para protestar por la financiación del Encuentro con dinero público.