El avión A-310 se estrelló con 200 pasajeros a bordo; 35 de ellos y ocho tripulantes sobrevivieron. El resto murió. Los fallecidos podrían aumentar, ya que muchos están muy graves.